Foto: Twitter @MarinSanna / Debido a su manejo ejemplar de la pandemia, algunos medios se preguntaron si las mujeres líderes manejaron mejor la crisis...

 

Sanna Marin es reconocida hoy en día como la primera ministra más joven (35 años) no sólo en la historia de Finlandia, sino también del mundo. Pero el camino para ganarse este título no fue fácil.

Nació en la capital finlandesa, Helsinki, en 1985. Pero pasó gran parte de su vida en mudanzas. Su familia atravesó por graves problemas financieros debido al alcoholismo de su padre, lo que finalmente provocó la separación con su madre y de ella. Este hecho marcó a Sanna, quien en el futuro haría algo al respecto.

Trabajó desde joven como vendedora para aportar a la familia. Con ayuda de la nueva novia de su madre lograron salir adelante y Sanna consiguió graduarse de la Universidad de Tampere como Licenciada en Ciencias Administrativas en 2012.

Su vida política comenzó después de su graduación, cuando fue elegida para la presidencia del Ayuntamiento de Tampere en 2013 y reelegida en 2017 -durante ese periodo también fue nombrada segunda vicepresidenta del Partido Socialdemócrata. En 2019 fue elegida Ministra de Transporte y Comunicaciones, pero tras la renuncia del primer ministro, Antti Rinne, Marin fue nombrada primera ministra el 8 de diciembre del mismo año.

Su gobierno, integrado por cuatro mujeres más en el gabinete, instauró políticas a favor de la igualdad de género, entre ellas: el compartir equitativamente la responsabilidad de cuidado de los niños, acabar la violencia doméstica, cerrar la brecha salarial de género y mejorar los resultados educativos de menores en los entornos más pobres.

Tres meses después de haber iniciado su gobierno, la pandemia la puso en su primer gran reto. El confinamiento, aunado a la Ley de Poderes de Emergencia -la cual otorga al gobierno el poder para regular los salarios-, fueron medidas criticadas por los medios, pero respaldadas por la población.

Marin y su gabinete brindaron sesiones informativas a lo largo de la pandemia, aceptando cuestionamientos tanto de medios como de ciudadanos, incluso niños.

Debido a su manejo ejemplar de la pandemia, algunos medios se preguntaron si las mujeres líderes manejaron mejor la crisis… pero en una entrevista con la BBC, ella misma declaró que el género nada tiene que ver.

 

LEG