Al menos siete pasajeros muertos, un niño de tres años entre ellos, y otros 16 heridos dejó este sábado el triple choque de un autobús contra dos vehículos en una carretera del sur de Perú, informó el sábado la Policía Nacional.

El accidente ocurrió en una carretera que conecta a la altiplánica región de Puno con Arequipa, segunda ciudad del país, cuando un bus de la empresa Tuti Tours con una veintena de pasajeros a bordo chocó contra una camioneta y un automóvil y luego se despistó.

El triple impacto se produjo temprano el sábado a 82 kilómetros de Arequipa, que se halla a 1.102 kms al sur de Lima.

Tres pasajeros de la camioneta figuran entre los siete fallecidos, un padre y su hija de 17 años entre ellos.

En el grupo de heridos, algunos de gravedad, hay cinco niños. Los bomberos los trasladaron a dos hospitales de Arequipa.

El exceso de velocidad asoma como la causa del accidente, reportó la prensa local citando a la policía.

El tramo de la ruta en que se produjo el choque es conocido como «la curva del diablo» por la abundancia de curvas en zigzag, que obligan a reducir la velocidad y avanzar lentamente.

La imprudencia de los choferes de ómnibus suele ser el gatillazo detrás de los accidentes por exceso de velocidad, admitía el 1 de septiembre el jefe de la Policía Nacional. Ese día 32 personas murieron al caer un bus a un precipicio en la Carretera Central, a unos 80 kms de Lima.

Los accidentes en carreteras peruanas son frecuentes debido al exceso de velocidad, el mal estado de las rutas, la falta de señalización y el escaso control de las autoridades.

LDAV