Dinero y fuga: las dos urgencias de Afganistán
Foto: AFP

Esta semana se reunieron líderes y representantes de los miembros de la Cumbre del G20, convocada este año por el primer ministro de Italia, Mario Draghi, para discutir una de la prioridades globales hoy en día: Afganistán.

La comunidad internacional teme por un lado la catástrofe humanitaria pronosticada desde la retirada de las tropas estadounidenses, y por otro la ola migratoria que podría tocar la puerta en fronteras internacionales en caso de no acceder en la autorización de apoyos y levantamiento de sanciones para el país.

Te podría interesar: ‘El juego del Calamar’ no disponible en China pero es un éxito

Desde que los talibanes tomaron el poder de la capital, Kabul, la economía afgana permanece en una situación difícil, a pesar de sus intentos por estabilizar el país. La suspensión de la ayuda internacional, bancos sin dinero, el aumento del precio de los alimentos, el auge del desempleo y los ataques del grupo extremista rival Estado Islámico-Khorasan (EI-K), son gran parte de los problemas que tienen a afganos y talibanes contra la pared, y por las que países europeos temen que un colapso de la economía afgana provoque una salida masiva de migrantes que presione a los países vecinos, como Pakistán e Irán, y eventualmente Europa.

Las participaciones comenzaron con la promesa de la UE de otorgar una ayuda de alrededor de mil 160 millones de dólares para evitar una crisis humanitaria. La comunidad internacional no puede “dejar de reaccionar mientras 40 millones de personas se hunden en el caos», opinó la canciller alemana Angela Merkel en la Cumbre, en la que también participaron el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, el turco Recep Tayyip Erdogan y el francés Emmanuel Macron.

Te podría interesar: Hombre con arco y flechas mata a varias personas en Noruega

“Resulta muy difícil ayudar a los afganos sin involucrar al gobierno de los talibanes, pero ello no implica su reconocimiento”, aseguró el jefe de gobierno italiano en una rueda de prensa al término de la cumbre.

NO CAEN APORTACIONES

La crisis humanitaria en Afganistán se agrava y la financiación de la asistencia de emergencia es urgentemente necesaria para ayudar a 20 millones de personas sobre el terreno, declaró por su parte la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Un mes después del llamado a la solidaridad de las Naciones Unidas ONU a favor del pueblo afgano por valor de 606 millones de dólares, la agencia de la ONU para los refugiados dijo que sólo se había recibido 35% de los fondos necesarios para financiar las operaciones en los próximos dos meses.

OH