Ifigenia Martínez
Fotos: Cuartoscuro / Twitter / @IfigeniaMtz El primer mandatario resalto que como economista, Ifigenia Martínez “siempre ha estado en contra de la política neoliberal o de pillaje que ha empobrecido al pueblo"  

La senadora Ifigenia Martínez, próxima a ser galardonada con la Medalla Belisario Domínguez, agradeció al presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sus “emotivas y generosas palabras”.

Luego de haber platicado con él y tras el envío de una carta donde el primer mandatario la reconoce y se disculpa por no poder asistir el próximo 7 de octubre a la ceremonia solemne para la entrega de la máxima presea que otorga el Senado de la República.

“Queridísima maestra Ifigenia: Le escribo para ofrecerle una sincera disculpa pues no podré acompañarle en la ceremonia en la cual recibirá la medalla Belisario Domínguez, condecoración que usted merece por sus grandes aportes académicos, económicos y políticos”, refirió el presidente en la carta.

Te podría interesar:
Senadores de oposición, piden al presidente reconsiderar asistencia al Senado

El primer mandatario resalto que como economista, Ifigenia Martínez “siempre ha estado en contra de la política neoliberal o de pillaje que ha empobrecido al pueblo y cómo olvidar que usted fue fundadora de la corriente democrática que inició una etapa nueva en la historia del país y condujo a lo que en la actualidad es la Cuarta Transformación de la vida pública de México”.

Informó que en su representación acudirá el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, así como otros miembros del Gabinete y del gobierno.

“Usted merece toda mi admiración y respeto y por lo mismo tengo el deber de informarle que no estaré presente en dicha ceremonia, porque una legisladora del bloque conservador está convocando a que se me falte al respeto y considero que no debemos caer en ninguna provocación que ayude a la élite del poder económico y político ni a sus empleados y voceros.

“Además, maestra, le cuento, aquí entre nos -pero no se ría- como le imagino: están muy enojados porque se está cumpliendo la apotegma juarista de que «el triunfo de la reacción es moralmente imposible», explicó el primer mandatario.

 

CT