Tras el cruce de declaraciones que generaron polémica entre el expresidente de España José María Aznar y el Gobierno de México, Pablo Casado se pronunció al respecto.

Casado se encontraba en la inauguración de la quinta jornada de su convención itinerante, junto al ex presidente de México Felipe Calderón, cuando expresó que rehusa a pedir perdón a México por la conquista española.

Desde el evento, que se llevó a cabo en Cartagena, Pablo Casado afirmó: «Desde España no tenemos que pedir perdón, sino dar las gracias por una historia común que ha sido, en mi opinión, el mayor hito de la humanidad después de Roma: la hispanidad, a ambos lados del atlántico».

«Gracias a México por el gran orgullo de sentirnos una nación hermana», añadió el actual presidente del Partido Popular.

Rehuyendo también del revisionismo histórico, Felipe Calderón secundó a Casado y se dijo «Orgulloso de ser mexicano”.

“No caigamos en la trampa, porque aquí lo que se busca es provocar y dividir» para «tender una cortina de humo de los gravísimos problemas que ahora tenemos», aseguró Calderón.

Te puede Interesar: Deforestación amazónica expondrá a millones de brasileños al calor extremo en 2100 (estudio)

«Y lo que digo es que yo no soy indígena, no soy español, sino profundamente orgulloso de mis raíces indisolubles, indígenas y españolas, cualesquiera que sean, incluyendo algunas raíces sefardíes», siguió el ex mandatario.

La polémica estalló el jueves, cuando José María Aznar se sumó a las críticas hacia el Papa Francisco por haber pedido perdón «por los pecados cometidos» por la Iglesia durante la Conquista Española.

“Yo no lo voy a hacer”, aseguró el expresidente español.

Por su parte Mario Delgado y Morena, expresaron rotundamente su condena a los dichos de José María Aznar, declaraciones que “ofenden abiertamente la historia de México y la dignidad y la memoria de sus pueblos originarios”.

 

AV