Foto: Cuartoscuro / Archivo / La Secretaría de Salud informó ayer que será hasta el 3 de noviembre cuando inicie la vacunación contra influenza, “ante la baja en la incidencia de la enfermedad durante el último año”

Con un mes de retraso iniciará este año la campaña de vacunación contra influenza confirmó el Gobierno federal, mientras sigue la pandemia de Covid-19.

La Secretaría de Salud informó ayer que será hasta el 3 de noviembre cuando inicie la vacunación contra influenza, “ante la baja en la incidencia de la enfermedad durante el último año”.

TE PUEDE INTERESAR:   Avanza México en lucha contra el trabajo infantil, destaca EU

Lo anterior evidencia que no será el 1 de octubre el arranque de la campaña, incumpliendo así los Lineamientos de Vacunación para la temporada de influenza estacional publicados por esa dependencia.

Ayer 24 HORAS publicó que existía un retraso de al menos un mes en la vacunación para esta enfermedad propia de la temporada invernal y, por la noche, la Ssa emitió un comunicado para dar a conocer que a partir de noviembre se aplicarán 32 millones 328 mil 200 dosis en el país, cifra menor a lo reportado por Sanofi, proveedor del biológico.

La farmacéutica Sanofi Pasteur informó el martes pasado que este año traería a México más de 35 millones de dosis de vacuna contra la influenza.

Durante su Mañanera de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que pediría al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informar sobre la vacunación contra influenza.

“Ya va a empezar ahora, yo creo que nada más le vamos a pedir a… Yo creo que en octubre comienza, ya nos informaron, pero le vamos a pedir al doctor Hugo López-Gatell que informe”, dijo al ser cuestionado sobre cuándo iniciará la campaña de vacunación.

En tanto, la Cofepris informó a este diario que las vacunas de influenza son analizadas por el Laboratorio Nacional de Referencia, donde se realizan pruebas para garantizar su inocuidad, seguridad y calidad, por lo que “la distribución comenzará en la segunda quincena de octubre para llegar a los lugares más remotos del país”.

Una vez liberadas, serán enviadas a Birmex para que se inicie la distribución que –a decir de su director general, Pedro Zenteno– podría llevarse a cabo hacia finales de octubre.

La Ssa estableció que todas las instituciones cuentan con insumos y personal necesario para atender de manera inmediata a la población objetivo, que son los menores de seis meses a cinco años, mayores de 60 años, embarazadas, personal de salud y quienes viven con factores de riesgo de sufrir complicaciones en caso de contagio, como enfermos con VIH/Sida y cáncer.

“Hasta el momento, en México el comportamiento de la influenza se encuentra en parámetros por debajo de lo habitual gracias a las medidas sanitarias implementadas contra Covid-19: lavado de manos, uso de cubrebocas y sana distancia”, destacó la Ssa.

Refirió que la temporada de influenza 2021-2022 en el hemisferio norte abarcará del 3 de octubre próximo al 21 de mayo de 2022. “Durante esa temporada, generalmente se espera un aumento en el número de casos de esta enfermedad, teniendo su pico máximo de infecciones en enero y febrero”.

Sin embargo, epidemiólogos advirtieron que lo ideal es iniciar la vacunación en octubre toda vez que la vacuna logra su pico máximo de cobertura mes y medio después de su aplicación, por lo que se tiene que llegar al invierno con la población vacunada para evitar que esta enfermedad tome cuadros graves.

Urgen priorizar a población vulnerable

Por: Karina Aguilar y Stephanía Tapia

Epidemiólogos y especialistas en salud pública coincidieron en la necesidad de vacunar contra la influenza estacional, lo más pronto posible, a la población vulnerable como menores de 6 meses a 5 años, adultos mayores de 60 años, embarazadas, personas con sistema inmunodepresivo o aquellas que hayan tenido Covid-19 grave.

El doctor en ciencia Alfonso Vallejos Parás, epidemiólogo y académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que lo más recomendable es que todos los que tuvieron Covid grave se vacunen porque sus pulmones son más vulnerables.

Postura con la que coincidió Roberto Rosas, médico del Hospital General José Vicente Villada del ISEM en Cuautitlán, Estado de México, refirió que quienes enfermaron gravemente con el coronavirus deben tener prioridad para vacunarse contra influenza.

El doctor Vallejos Parás consideró que en este invierno puede haber un incremento de influenza estacional, pero no necesariamente relacionado con la movilidad sino con la interacción entre las personas, y explicó que mientras el Covid se contagia por las vías respiratorias, “para la influenza sí se transmite un poco más por tocar objetos inanimados contaminados; entonces hay que cuidar mucho el lavado de manos frecuente, el uso de gel y la sana distancia”.

Josué Bautista, Arteaga, presidente de la Asociación Mexicana de Farmacovigilancia (AMF), destacó que la vacuna de influenza hace efecto después de 15 días de su aplicación; no obstante, el máximo nivel de cobertura lo alcanza hasta las seis semanas; es decir, un mes y medio después, lo que refleja la importancia de iniciar en octubre la vacunación.

Consideró que el retraso en la aplicación de la vacuna no representa un riesgo, “siempre y cuando repongamos lo que traemos desfasado”.
LEG