El acuerdo es parte de un plan de inversión promovido por el gobierno para el desarrollo de esa región

La petroquímica brasileño-mexicana Braskem Idesa (BI) alcanzó un acuerdo preliminar con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) para construir una terminal de importación de etano en el este del país, informó este martes la compañía privada.

«Braskem Idesa planea construir una nueva terminal para la importación de etano a escala mundial, con una inversión de aproximadamente 400 millones de dólares que estará ubicada en la Laguna de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz», indicó en un comunicado.

Prevé Gobierno dar 45 mil millones de pesos a Pemex en el 2022 para concluir refinería Dos Bocas

La empresa no precisó si la inversión incluye capitales de Pemex.

Detalló que el proyecto estará asentado en el área del llamado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), en el sur de México, y es parte de un plan de inversión promovido por el gobierno para el desarrollo de esa región, que concentra a varios de los estados más pobres del país.

El acuerdo general entre Pemex y BI, que aún está sujeto a la aprobación final de los consejos de administración de ambas partes, incluye un ajuste a un contrato de suministro de etano que la petrolera estatal mantiene con la petroquímica privada en Veracruz.

El pacto «establece nuevos compromisos de volumen y precios para el suministro de etano de Pemex a BI, compatibles con la disponibilidad actual y futura de esta materia prima en el país», indica el comunicado.

Ultimátum de Talos a México: Señala violaciones de Sener en T-MEC por entrega de megacampo Zama a Pemex

Tras la renegociación, se reduce a menos de la mitad el volumen de etano que Pemex debía proveer a BI hasta 2024 y se elimina a partir de esa fecha la obligación de suministro, además de ajustar a condiciones de mercado los precios del etano y su transporte.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en renegociar este acuerdo, firmado originalmente en 2010, alegando que contenía «penalizaciones desproporcionadas y leoninas» para Pemex.

 

EAM