Foto: AFP / En condiciones meteorológicas perfectas, la carrera masculina se corrió a un fuerte ritmo, pero ningún atleta pudo mantenerlo en los últimos 20 kilómetros

El etíope Guye Adola ganó el Maratón de Berlín, en una carrera en la que su compatriota Kenenisa Bekele, que terminó en tercer lugar, aspiraba a batir el récord del mundo de la prueba.

TE PUEDE INTERESAR:    Clásico Nacional: América y Chivas emocionan por empujones y piquete de ojos, pero empatan sin goles

Adola ganó con un tiempo de 2 horas, 5 minutos y 45 segundos, entrando delante del keniano Bethwel Yegon y de Bekele, ganador de la prueba en 2016 y 2019, que buscaba a sus 39 años batir la plusmarca del keniano Eliud Kipchoge (2h01:39), ausente en esta edición de la prueba.

Gotytom Gebreslase ofreció el doblete a Etiopía al ganar la prueba femenina con un tiempo de 2h20:09.

En condiciones meteorológicas perfectas, la carrera masculina se corrió a un fuerte ritmo, pero ningún atleta pudo mantenerlo en los últimos 20 kilómetros.

«La carrera fue muy rápida al principio, ya que estábamos a mitad de carrera en sesenta minutos (1h00:48), y después era muy difícil mantener el ritmo», afirmó Adola en la meta.

«Pero pensaba antes de la carrera que podía batir a Kenenisa«, añadió.

En este recorrido ultrarrápido de la capital alemana, donde el récord del mundo ya ha sido batido siete veces en el siglo XXI, Bekele había pedido a sus liebres que llevaran un ritmo infernal desde la salida.

TE PUEDE INTERESAR:    Usyk, el nuevo campeón mundial de boxeo en la categoría de pesos pesados

Hasta alrededor del kilómetro 25, un grupo de cuatro atletas, entre ellos Bekele y Adola, corría con varios segundos de ventaja con respecto al tiempo de paso del récord del mundo de Kipchoge, batido en Berlín en el mismo recorrido en 2018.

Pero el ritmo cayó cuando la última liebre dejó la carrera, al punto de permitir el regreso al grupo de cabeza de Yegon, totalmente inesperado, que había cubierto la mitad del recorrido con 1 minuto y 26 segundos de retraso, pero que en un momento flirteó con la victoria a cinco kilómetros de la llegada.

«El gran problema para mí fue la falta de entrenamiento debido a la pandemia», confesó Bekele, que había asegurado el viernes que estaba «bien preparado» para atacar el récord del mundo.

TE PUEDE INTERESAR:   Pelé felicita a Messi por superar su récord como máximo goleador sudamericano

LEG