Foto: AFP / Angela Merkel fue la primera mujer canciller en la nación europea, ocupó el cargo durante 16 años, desde 2005

No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Y Alemania no es la excepción. Este fin de semana celebrarán sus elecciones generales.

El pueblo alemán elige a los miembros que conformarán la Cámara baja del Parlamento, quienes a su vez determinan al que será el nuevo jefe de Gobierno. Sin embargo, el foco de estas votaciones se lo llevan las despedidas y los finales antes que los pronósticos.

TE PUEDE INTERESAR:   Se han administrado 6 mil millones de dosis de vacunas anticovid-19 en todo el mundo

Angela Merkel fue la primera mujer canciller en la nación europea, ocupó el cargo durante 16 años, desde 2005. Para 2018, cuando ya se destacaba por el manejo de las coyunturas que azotaron a la Unión Europea durante su mandato -y sin haber enfrentado aún la pandemia por Covid-19-, la “Dama de hierro” anunció su retiro de la vida política al término de su último periodo, dando tiempo de sobra a los alemanes -y al mundo- para hacer conjeturas sobre el tamaño de la sombra bajo la que se tendrá que desempeñar el nuevo canciller, con cuyo nombramiento marcará el final de una era, en la que se fortaleció el europeísmo.

En la opinión de José Joel Peña, internacionalista y doctor en Administración Pública, el principal legado de la canciller es el nivel de resiliencia adquirido por la Unión Europea (bloque de 27 países), “pues gracias a su liderazgo y capacidad de negociación, el bloque regional logró recuperarse de crisis financieras, migratorias, políticas y sociales sin precedentes para mantenerse como uno de los principales actores internacionales”.

Además, agregó el también académico, construyó un discurso eurocentrista que permeó en toda la UE: “De manera gradual propició la toma de conciencia sobre la importancia de fortalecer un proceso de integración que, más allá de las críticas y los problemas que supone, conlleva enormes beneficios para los Estados miembros”.

Los alemanes eligen a los miembros del Bundestag, conformado por los representantes de 299 distritos, además de las asignaciones proporcionales, correspondientes a la cantidad de votos que reciba cada partido. Sobre ellos recae la responsabilidad de nombrar al nuevo jefe de Gobierno.

TE PUEDE INTERESAR:   Llueven críticas a Biden por el trato a migrantes

A punto de encontrarse en las urnas, el favorito es Olaf Scholz, candidato del Partido Social Demócrata (SPD) con 25% de la intención del voto; le sigue el contendiente de la coalición conservadora -a la que pertenece Merkel-, Unión Demócrata Cristiana (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU), Armin Laschet con algo más del 20% y en tercera posición el partido de los Verdes (15%), encabezado por Annalena Baerbock.

La alta popularidad con la que se retira Merkel no le ha valido de impulso al sucesor en su partido, pero tampoco se puede achacar como un error político de la mujer de 67 años, comentó Peña Llanes.

“Es cierto que las encuestas y sondeos dan una ventaja al candidato socialdemócrata Olaf Scholz”, dijo en entrevista, “sin embargo, esto no se debe a un error de la actual canciller, sino al debilitamiento del partido Unión Demócrata Cristiana y, sobre todo, al hecho de que la población considera que no hay una figura política conservadora que pueda ocupar el lugar que dejará Angela Merkel. Por ello se inclinan hacia un proyecto ‘nuevo’, el que presenta el candidato del Partido Socialdemócrata”.

En la recta final de su gestión, la también físicoquímica se dejó ver más emotiva y resuelta en sus declaraciones, revelando sus planes para el retiro e incluso declarándose feminista. “(El feminismo) consiste en decir que los hombres y las mujeres son iguales en su participación en sociedad (…) En este sentido, puedo decir ahora que yo soy feminista”, palabras que le valieron criticas de activistas, pues señalaron que, a lo largo de su mandato, se le cuestionó sobre el tema y solo se obtuvieron respuestas ambiguas.

Si bien se mantuvo al margen del tema feminista, apuntó el analista, su rol abre una ventana de oportunidad para que se discutan, diseñen e implementen políticas públicas claras hacia la verdadera igualdad.

FRASE

“Debo decir que algo ha cambiado en nuestro país. Hace 20 años no me habría dado cuenta de que en una mesa redonda solo había hombres. Ya no creo que eso esté bien. Hay algo que falta”

Angela Merkel
Canciller de Alemania

Siempre fue de hierro

Por: Adrián Escobar / FES Aragón y Agencias

Angela Merkel se retirará a los 67 años como una de las líderes más influyentes de Europa tras 16 años de mandato en los que Alemania atravesó grandes retos. A cada desafío, Merkel supo plantar cara, ganándose el título -no oficial- de la “Dama de hierro” del siglo XXI.

La crisis del euro de 2010 representó el primer gran desafío de Merkel al frente de la nación alemana. La canciller fue clave para el rescate financiero de países miembros de la Unión Europea. “Si fracasa el euro, fracasa Europa”, afirmó entonces. Cinco años después, Europa enfrentó otra crisis: la migratoria. Luego del resurgimiento de la guerra en Siria y los conflictos en medio oriente, más de un millón de refugiados ingresaron al continente sólo ese año, según la ONU.

Merkel creció en la antigua Alemania del Este comunista, donde la gratuidad de los servicios de guardería permitía a las mujeres trabajar y la igualdad salarial estaba recogida en la Constitución. Apenas declaró que fue gracias a su estudios de física que supo imponerse, recordando los empujones necesarios para conseguir una mesa durante los experimentos.

La crisis climática fue otra prioridad para Merkel, quien se comprometió a cerrar más de 17 centrales nucleares en Alemania para 2022.

Si el pueblo alemán pudiera volver a votar por Merkel en esta ocasión, lo haría, pues la popularidad de la mandataria nunca ha a estado por debajo del 50% tras 16 años, dejando la vara muy alta para su sucesor.

La canciller, conocida por su sangre fría, supo mantener el temple ante interlocutores que trataban imponer su virilidad, como el turco Recep Tayyip Erdogan, el estadounidense Donald Trump o el ruso Vladimir Putin.

En sus últimas apariciones, la canciller habló sobre lo que le depara: “Trataré tal vez de leer, y se me cerrarán los ojos, porque estoy cansada. Entonces trataré de dormir un poco, y luego veremos dónde aparezco”.

16 años de historia

2000: Angela Merkel es electa como presidenta de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), partido de centro, demócrata cristiano, liberal y conservador.

22 de noviembre de 2005: El Bundestag, Parlamento Federal Alemán, nombra canciller a Angela Merkel, la primera mujer en ocupar el puesto.

2010: La crisis del euro representó el primer gran desafío de su mandato. Solicitó el respaldo del Parlamento para el rescate financiero de países como Grecia, Portugal e Irlanda del Norte.

2011: Tras el accidente nuclear de Fukushima se convirtió en abanderada del movimiento antinuclear en Alemania.

2013: Se descubre que el teléfono móvil de Merkel había sido intervenido durante años por inteligencia estadounidense. Merkel comparó a la NSA de EU con la Stasi alemana del siglo XX.

2015: Europa enfrenta la crisis migratoria más grave desde la Segunda Guerra Mundial. El gobierno de Merkel cambió las políticas de inmigración alemanas y abrió sus puertas, convirtiéndose en el país con mayor número de refugiados.

2017: Tras el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. Alemania lidera el proyecto de Refundación de la UE.

Octubre 2018: Angela Merkel anuncia que no se presentará a la reelección como canciller de Alemania cuando termine su cuarto mandato, en 2021.

2020: La emergencia sanitaria por Covid-19 pone al mundo en alerta. El último gran reto de la canciller.

Julio 2021: Fuertes lluvias desbordaron ríos en la región de Schuld y cobraron la vida de más de 150 personas. Merkel hizo un llamado de alerta: “Tenemos que darnos prisa. Debemos ser más rápidos en la lucha contra la crisis climática”.

CON INFORMACIÓN DE ADRIÁN ESCOBAR / FES ARAGÓN
LEG