Foto: AFP / La comunidad haitiana de Miami se reunió frente a la oficina de inmigración para protestar contra la deportación masiva de sus connacionales

La ola migrante que atraviesa Latinoamérica, tiene a 19 mil migrantes, en su mayoría haitianos, varados en un puerto del norte de Colombia a la espera de abordar embarcaciones que los lleven a la frontera con Panamá y poder continuar desde ahí su camino rumbo a Estados Unidos.

TE PUEDE INTERESAR:   Bebé abandonada en una alcantarilla se salva gracias a Facebook

Este lugar es uno de los principales puntos de tránsito para haitianos, africanos y asiáticos, todos provenientes de Chile y Brasil, que buscan cruzar a Panamá por la selva del Tapón del Darién, uno de los tramos más duros del viaje a Norteamérica.

Al tomar esta ruta, los viajeros atraviesan el golfo de Urabá, tramo marítimo de 60 kilómetros que alberga la amenaza del Clan del Golfo, la organización narcotraficante con mayor actividad en la región.

El jefe de la entidad, Carlos Camargo, describió la situación que se vive en el lugar: los migrantes esperan un lugar en las embarcaciones que van del puerto de Necoclí a Acandí, una aldea fronteriza con Panamá. Sin embargo, debido a un acuerdo entre los gobiernos de Colombia y Panamá, el transito de migrantes está limitado a un máximo de 650 personas al día. Hasta ahora, unas 11 mil 500 personas han comprado pasajes para hacer el viaje antes del 13 de octubre.

JOE BIDEN ATIENDE PANDEMIA

Sin pronunciarse aún sobre el tema migratorio, el presidente Joe biden anunció que Estados Unidos distribuirá a los países con menos recursos 500 millones de dosis suplementarias de la vacuna Pfizer contra el Covid-19, dijo el presidente Joe Biden al inaugurar ayer una cumbre del tema. La promesa de Biden elevará a más de mil 100 millones el número total de dosis que Washington promete donar.

TE PUEDE INTERESAR:   Ellos son los socios del ‘Mayo’ Zambada incluidos en lista negra del Tesoro de EU

LEG