Foto: AFP / Estados Unidos comenzó a enviar de vuelta a migrantes de Haití que habían acampado en una localidad fronteriza de Texas, al tiempo que impedía el paso a otros que querían cruzar desde Coahuila

La crisis migratoria en la frontera de México y Estados Unidos se ve reflejada en las solicitudes de refugio de personas provenientes de Haití, las cuales aumentaron 241% en dos años.

Las peticiones de haitianos pasaron de 5 mil 539 en 2019, registradas en todo el año, a 18 mil 883, tan solo hasta agosto pasado, de acuerdo con datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

TE PUEDE INTERESAR: México programará vuelos para que haitianos regresen a su país

Además, los haitianos pasaron de ser la quinta nacionalidad en pedir refugio a México en 2019, a la segunda en 2021. El primer lugar lo siguen ocupando los migrantes de Honduras que acumulan 29 mil 699 solicitudes de refugio este año.

Para Elena Sánchez-Montijano, profesora investigadora titular del CIDE, las solicitudes de refugio de este grupo aumentaron por tres motivos: se dieron cuenta que cruzar a EU es más difícil de lo que pensaban, por ello piden protección para no ser retornados a sus países; por la crisis humanitaria que sufre Haití a causa del asesinato de su Presidente y el temblor de agosto.

Otra causa es la pandemia, explica, ya que algunos vienen de países como Brasil, Chile y Perú, donde ya habitaban, pero a causa del Covid-19 la crisis económica aumentó y los obligó a emigrar nuevamente.

Reconoció que esta situación es nueva, ya que comúnmente cuando los haitianos llegaban a México, rápidamente viajaban al norte y esperaban en la frontera o bien, se quedaban hasta poder ahorrar dinero y cruzar a EU, pero no pedían protección en México.

“Los haitianos están empezando a pedir protección en México, cosa que no hacían antes o no la cantidad que lo hace ahora, porque se están dando cuenta que cruzar Estados Unidos no es nada sencillo y cada vez, en mayor medida, los países están retornando a las personas a sus países de origen, con lo cual cuando tú tienes una protección en curso no pueden retornarte a tu país hasta que no se haya tomado una decisión y, si te dan protección no pueden retornarte a tu país, lo hacen también como medida de protección para no ser retornados”, explicó.

El terremoto de hace unas semanas y el asesinato del Presidente causaron que la situación política- económica se agravara en la región, ocasionando una crisis alimentaria que está sufriendo el país, lo que en estas últimas semanas ha hecho que se incremente el número de personas haitianas saliendo de su país, detalló la profesora del CIDE.

El 14 de agosto de 2021 se registró un sismo de magnitud 7.2 en el país, que dejó al menos 136 mil 800 edificios dañados o destruidos, y las muertes a inicios de septiembre de 2021 se estimaron en 2 mil 248, 329 desaparecidos y 12 mil 763 heridos, según datos de la Dirección de Protección Civil de Haití.

El 7 de julio pasado el presidente de Haití, Jovenel Moïse, de 53 años, fue asesinado por un comando armado en su residencia. En el asalto también resultó herida la primera dama, Martine Moïse, quien fue trasladada a un hospital del área de Miami.

TE PUEDE INTERESAR: Urge Chertorivsky a crear Comisión Especial para esclarecer manejo de pandemia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que casi 4 millones de haitianos, entre una población de cerca de 11.5 millones, padece inseguridad alimentaria. Un quinto de la población, cerca de dos millones de personas, se ha visto forzada a emigrar.

Ante esta situación, el número de haitianos que llega a la frontera sur de Estados Unidos ha aumentado gradualmente desde la primavera. En agosto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reportó 7 mil 580 encuentros con haitianos, según los últimos datos disponibles.

El lunes, Estados Unidos comenzó a enviar de vuelta a migrantes de Haití que habían acampado en una localidad fronteriza de Texas, al tiempo que impedía el paso a otros que querían cruzar desde Coahuila, donde las autoridades mexicanas también comenzaron con la repatriación.

México y EU analizan crisis

Para frenar esta oleada migratoria, México y EU analizan la adopción de un acuerdo regional, confirmó ayer el canciller Marcelo Ebrard.

En conferencia desde Palacio Nacional, explicó que los altos flujos migratorios provienen de Brasil y de Chile porque líderes de caravanas haitianas difundieron información sobre que en EU se amplió el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), lo cual es falso.

“EU dio a conocer el 3 de agosto que se amplían los plazos, los términos de tiempo hasta 2023 para un programa que se llama TPS que tiene que ver con personas de origen haitiano que viven en EU que están haciendo trámites migratorios (…) pero eso es para personas que ya están en Estados Unidos, no que lleguen”, explicó tras confirmar que abordó el tema con Antony Blinken, secretario de Estado de EU durante una llamada, la noche del lunes pasado.

Declaró que en la llamada se trataron las condiciones que se están presentando en Haití, por lo que se tiene que tener una respuesta regional y con el apoyo de Naciones Unidas y que la situación en aquel país pueda mejorar.

Programarán vuelos para migrantes

Programar vuelos para todas aquellas personas de origen haitiano que deseen regresar a su país es una de las acciones que México aplicará para apoyar a la población migrante.

México y Haití acordaron ayer -en el marco de la mesa de diálogo permanente establecida el pasado 17 de septiembre- dar seguimiento a las necesidades de las personas de origen haitiano que se encuentran en diferentes entidades del territorio nacional, informó en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM).

Proporcionar espacios físicos para oficinas consulares de la República de Haití en las ciudades de Talismán, Chiapas, y Tenosique, Tabasco, es otro de los acuerdos.

Además de incorporar en la siguiente sesión de estas mesas de trabajo a las autoridades consulares de Chile y Brasil.

En la mesa de diálogo de este martes, en la Ciudad de México, se contó además con la participación de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid).

Buscan alivio en Ciudad Acuña

Por: AFP

Centenares de haitianos, parte de los miles que acampan bajo un puente que une México con Estados Unidos, buscan alimento y sosiego en Ciudad Acuña, donde su anhelo de obtener asilo en el país vecino parece desvanecerse.

Hombres y mujeres cruzaban este martes al lado mexicano. Aquí es más fácil comprar comida, aliviarse del cansancio y el calor y recibir atención médica para las enfermedades que provocan las polvaredas en el improvisado campamento, comentaron algunos a AFP.

“Estamos desesperados porque mucha gente tiene el sueño de ir allá (a EU) y ahora ellos están deportando a todos por igual», dice Maximil Marcadieu, de 28 años, quien partió desde Chile el pasado 21 de julio y arribó hace una semana a Ciudad Acuña.

Decenas de miles de migrantes indocumentados, en su mayoría haitianos, han llegado en los últimos meses a la frontera sur de México para continuar su marcha hacia EU esperanzados en obtener refugio.

Pero las autoridades estadounidenses han comenzado a repatriar a los haitianos vía aérea desde Del Rio, ciudad de Texas fronteriza con Ciudad Acuña.

Marcadieu relata que partió desde Chile junto con su esposa y su hija de dos años.

Atravesaron Bolivia, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Guatemala y México.

Pese a la amenaza latente de ser deportado desde territorio estadounidense, Marcadieu asegura que intentará cruzar.
LEG