Foto: CORTESÍA RED BULL CONTENTPOOL / La temporada de Fórmula Uno no ha sido lo que esperaba Checo Pérez desde que se convirtió en piloto de Red Bull

La temporada de Fórmula Uno no ha sido lo que esperaba Checo Pérez desde que se convirtió en piloto de Red Bull, y los cuestionamientos para el mexicano le meten mucha presión. También el mexicano no estaba acostumbrado a ser un escudero del piloto principal, algo a lo que se debe acostumbrar.

«Por supuesto que no puedo juzgar a mis predecesores. Ambos son pilotos muy talentosos y muy buenos. Hay razones por las que no salió bien, pero tienes que preguntarlas a ellos.

TE PUEDE INTERESAR:  Pelé celebra «con puñetazos en el aire» que está «cada día mejor»

Hablando exclusivamente por mí mismo, necesito principalmente paz y paciencia. Y en mi caso específico, la nueva normativa, por supuesto, también jugará un papel importante.

Realmente estoy deseando que llegue eso. El hecho de que ya tenga un año de experiencia y estabilidad con el mismo equipo debería ayudar enormemente», aseguró.

«La conclusión es que aquí se me piden otras cosas. Tengo que acostumbrarme a un coche que se sienta completamente diferente, a un motor nuevo y, sobre todo, tengo que adaptar mi propio estilo de conducción.

Además, tenía que conocer a todos los miembros del equipo y a los ingenieros. Es posible que la gente no piense en eso muy rápidamente, pero construir relaciones personales solo lleva tiempo, aunque puede ser muy gratificante detrás de escena», expresó.

«Bueno, es obvio que Max en nuestro equipo es el que busca el título este año. En ese sentido, todo el equipo debe y lo ayudará. Al mismo tiempo, también estamos luchando por el campeonato de constructores y, por supuesto, hay que tenerlo en cuenta. Por lo tanto, la división de roles depende un poco de los escenarios que encontremos durante un fin de semana de carreras. En cualquier caso, el objetivo que tenemos en mente es claro: llevarnos el título de constructores y ayudar a Max a ganar el campeonato de pilotos», indicó.

«Para ser justos, Christian Horner y Helmut Marko me hablaron algunas carreras antes y me dijeron que no mirara a ningún otro lado. Están contentos conmigo y quieren seguir. Lo mismo me ocurre a mí, así que la situación estaba bastante clara. También hemos acumulado mucha confianza mutua en este corto período de tiempo. Cuando me dicen algo, creo plenamente en Christian y Helmut y puedo confiar en ellos. En ese sentido, no me he preocupado por el próximo año», concluyó el tapatío, quien se mantiene en la quinta posición del campeonato.

F1 pide acabar pelea

Verstappen provocó un accidente que casi le cuesta la vida a Hamilton en el último GP, y la Fórmula Uno ya tomó cartas en el asunto. Alex Wurzm presidente de la Asociación de Pilotos de F1, dijo que deben buscar la forma de convivir entre ambos, pues podría crecer la rivalidad y provocar un incidente mayor

LEG