Durante el medio tiempo, aficionados del Lens invadieron el terreno de juego por una trifulca en las tribunas

Varias decenas de aficionados del Lens saltaron al terreno de juego durante el descanso del derbi contra el Lille, en la sexta jornada de la Ligue 1 francesa, provocando un incidente que retrasó unos treinta minutos el inicio de la segunda mitad.

Tras cinco minutos de confusión y la intervención de las fuerzas del orden, los hinchas volvieron a su parte del estadio, constató un periodista de la AFP.

Fotos: Aficionados del Niza invaden campo para agredir a elementos del Marsella en la Ligue 1

El inicio de la segunda mitad se retrasó, a la espera de que las autoridades analizasen la situación, reunidas en una célula de crisis.

Finalmente pudo arrancar esa segunda mitad poco después de las 18:30 locales (16:30 GMT), una media hora después de lo previsto, en un partido que comenzó a las 17:00 locales (15:00 GMT), el cual terminó 1-0 a favor del Lens.

Un cordón policial se desplegó delante de la tribuna de los ultras del Lens para evitar nuevas invasiones del terreno de juego.

Después del partido, la subprefectura de Lens confirmó a la AFP que los incidentes causaron seis heridos leves y que hubo dos detenciones.

«No hay heridos graves. Hubo seis evacuaciones al hospital, pero por heridas leves. Hay una persona de Lille detenida, por lanzar un asiento, y un hincha de Lens también fue detenido, por arrojar un asiento a un agente, por lo que será juzgado en comparecencia inmediata», explicó a la AFP Jean-François Raffy, subprefecto de Lens.

«En el descanso, hinchas del Lille quisieron pasar por encima de las vallas para enfrentarse con hinchas del Lens de la tribuna vecina. Los CRS (policías) intervinieron enseguida. Ultras del Lens, viendo que sus colegas eran agredidos, saltaron (al césped) para protegerles, pero los CRS intervinieron enseguida. No hubo enfrentamiento generalizado», precisó.

Investigan a jugadores por pelea contra aficionados en el partido entre Niza y Marsella

Lens y Lille son dos ciudades cercanas (a unos 40 km) en el norte de Francia y unos 1.400 aficionados del Lille efectuaron el desplazamiento al estadio Bollaert-Delelis.

Las imágenes de aficionados corriendo por el césped, en un momento de caos, hicieron recordar lo ocurrido el pasado 22 de agosto, cuando el Niza-Marsella, también de la liga francesa, tuvo que ser interrumpido por una serie de incidentes que implicaron a aficionados, miembros de los dos equipos e integrantes de los cuerpos técnicos.

EAM