TOLUCA, ESTADO DE MÉXICO, 02SEPTIEMBRE2020.- Talleres de banderas de México en San Pedro Totoltepec en Toluca se han visto afectados por la contingencia por COVID-19; Rafael Cosme se dedica a la elaboración de banderas de Mexico desde hace más de 30 años, pero este año la producción bajo al menos un 70 por ciento, de 15 costureras que trabajan en su taller hoy en día solo tiene 2, su producto no solo se vendía en el territorio mexicano si no también en lugares como Estados Unidos, pero a raíz de la pandemia de COVID-19 sus ventas han caído drásticamente, otro factor que ha mermado sus ventas es la entrada de banderas de origen chino las cuales son de muy mala calidad y bajo precio; los festejos de las fiestas patrias este año cambiarán drásticamente pero los productores de banderas piden a la población comprar sus banderas y colocarlas en sus casas como una forma de celebrar con seguridad y apoyando a los productores mexicanos. FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM

Pese a la pandemia, el sector del pequeño comercio espera que las ventas de productos para la cena del 15 de septiembre les resulten favorables, ya que por segundo año consecutivo, la mayoría de los festejos serán en casa, lo que, consideran, impulsaría el consumo al comercio local y representaría un área de oportunidad para ellos.

En entrevista, Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), compartió que las expectativas del sector con respecto a los festejos patrios se mantienen entre “moderadas” y “favorables”, debido al contexto que atraviesan los mexicanos.

Te podría interesar: Televisa alista desprenderse de acciones en Ocesa

Precisó que el consumo de las familias mexicanas ha sufrido con la pandemia por Covid, aunado a que la inflación ha elevado el precio de algunos alimentos y servicios básicos.

En tanto, la expectativa “favorable” se atribuye a que, ante la ausencia de celebraciones masivas en las principales plazas públicas, las familias trasladarían los festejos patrios a los hogares y, por lo tanto, realizarían la cena para la noche mexicana en casa, concentrando la mayoría de sus compras en su localidad.

“Al ser el festejo del Grito de Independencia en casa, pues la gente va a procurar hacer los consumos en los negocios de su colonia, que van desde la tienda de abarrotes hasta la carnicería, la frutería y lo demás, entonces, el consumo va a ser local, se van a mover las ventas en ese ambiente”, explicó el presidente de la Anpec.

Te podría interesar: Gastaré poco para el Grito, por el regreso a clases”: Madre de familia

Sin embargo, pese a las expectativas positivas para los comerciantes, Rivera reconoció los bolsillos de los mexicanos se han visto afectados por la inflación y la pérdida de empleo; asimismo, consideró que ante las recientes tragedias acontecidas en el país, el ánimo nacional no da para celebraciones.

Según un estudio de mercado realizado por la Anpec, considerando una muestra representativa de la gastronomía más popular para el festejo, estiman que una cena para 10 personas, en la que se incluya un platillo mexicano tradicional y bebidas, costaría entre mil 500 y 2 mil pesos, según el menú que se elija.

“El mexicano no le hace feo a la fiesta”

En vísperas de los festejos del Grito de Independencia, el señor Gregorio, dueño de una tienda de abarrotes y cremería, confía en que sus ventas incrementarán entre este 15 y 16 de septiembre.

Agregó que cuando se trata de fiestas y tradiciones mexicanas, sus clientes acuden a comprarle, pero en menor medida, “un poco más austeros, como diría el presidente, pero casi siempre están aquí”, expresó.

Y es que, sostiene que “el mexicano no le hace el feo a la fiesta”, pese a las circunstancias.
Sin embargo, también reconoció que hay otro porcentaje de su clientela que apenas compra lo esencial.

En contraste, apuntó están “los más afortunados”, quienes no han bajado su consumo y son buenos clientes.

El hombre comparte que las ganancias que obtenga de los productos alimenticios esenciales de los típicos platillos mexicanos, tales como el maíz pozolero y las tostadas, e inclusive, las bebidas, las destinarán para tener su ‘guardadito’ en caso de cualquier imprevisto”.

LEG