Chiquihuite
Chiquihuite

La remoción de piedras y lodo continúa en las laderas del cerro del Chiquihuite, que sepultaron varias viviendas y dejaron una persona fallecida el viernes pasado en la colonia Lázaro Cárdenas, Tlalnepantla de Baz, Estado de México, y el riesgo de que existan más derrumbes es muy alto, aseguraron autoridades de los tres órdenes de Gobierno.

El subsecretario general de Gobierno de la entidad, Ricardo de la Cruz Musalem, manifestó que por indicación del grupo de ingenieros que estudian el comportamiento de la ladera iniciaron los trabajos de estabilización mediante la colocación de costaleras en la base de las rocas de mayor tamaño, hasta 200 toneladas, con finalidad de ofrecer seguridad para los cuerpos de rescate que laboran en la zona.

Las autoridades federales y estatales alertaron sobre el alto riesgo de más derrumbes e insistieron en la evacuación de los vecinos para garantizar la seguridad de los habitantes.
El funcionario estatal dijo que, hasta el momento, hay tres personas que se encuentran en calidad de desaparecidas.

En conferencia de prensa conjunta con el alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz, el subsecretario señaló que se incrementó el número de viviendas notificadas de evacuación por riesgo a 126 y que 76 personas fueron trasladadas a los cuatro albergues temporales instalados por el ayuntamiento.

RESCATAN A MASCOTA

Por otra parte, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) rescataron a un perro con vida, el cual fue llevado al departamento de Atención a Animales Expuestos y en Custodia del Ayuntamiento local, ubicado en la parroquia del Sagrado Corazón para su valoración y atención.

La Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) informó el viernes pasado que el cuartel general del alto mando se sumó a las labores de auxilio y fueron trasladados 28 uniformados del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano (USAR), entre ellos dos binomios caninos.

A su arribo, los navales en coordinación con otras dependencias federales realizaron una evaluación de la zona para iniciar acciones de búsqueda y localización de personas atrapadas.

Una célula con elementos navales y de otras dependencias, en apoyo a un geólogo de Protección Civil, efectuaron un dictamen técnico sobre la fisura en la pared rocosa.

Tras escucharse un crujido fuerte en una roca, fueron evacuadas las áreas de trabajo y dos horas después, tras la evaluación de los geólogos, se determinó que era factible continuar con los trabajos de búsqueda.

El viernes pasado, el deslave de rocas registrado en el cerro del Chiquihuite afectó varias viviendas, por lo que al lugar llegaron cuerpos de emergencia para atender a la población, con un saldo, hasta el momento, de una joven fallecida y otras tres personas desaparecidas.

NÚMEROS:

SALDO DE LA TRAGEDIA

Una joven de 21 año falleció debajo de los escombros
76 personas fueron trasladadas a albergues temporales

LEG