Muestra a Jonathan "N" liberado
Jonathan "N" tras ser liberado del Reclusorio Varonil Norte

La historia, que ha conmovido a más de uno, inició en mayo de 2010 cuando Jonhatan Mediana Haller fue detenido por el secuestro de su ex novia junto con dos sujetos, quienes, como indica el abogado de Mediana, en la preparación de sus declaraciones, manifestaron haber sido obligados a incriminar a Jonathan a base de tortura y amenazas por parte de los policías.

Wolstano Medina, quien es padre del hoy liberado, declaró que uno de los otros dos detenidos que estaban con su hijo firmó documentos sin leerlo. Estos incriminaban injustamente a Jonathan, además agregó que al momento de estar en la cámara de Gesel gritó “esto no es cierto, me están obligando”.

Diez años después, este 10 de septiembre del 2021, a través de un comunicado de prensa, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México solicitó la liberación inmediata por “razones humanitarias” de Jonathan «N», por lo que el joven abandonó finalmente el pasado jueves las instalaciones del reclusorio norte.

Detienen a hombre que intentó aventar a su novia a las vías del Metro

En el documento que emitió la fiscalía, argumentó que a razón del cumplimiento de la obligación constitucional de promover, respetar, proteger  y garantizar los derechos humanos y debido al desgaste emocional, psicológico y de salud del procesado es que se está solicitando la libertad inmediata de Jonathan «N».

Señalan que en apego al acuerdo presidencial de realizar acciones  para la gestión de solicitudes de preliberación de personas sentenciadas la FGJCDMX refiere factible establecer este beneficio para el sentenciado, pues sus condiciones emocionales y psicológicas «han obstaculizado que siga en curso su procedimiento, con lo que se ve afectado en su derecho a recibir atención médica por la privación de la libertad en la que se encuentra».

Rix abandona el Reclusorio Oriente; estas son las reglas que tendrá que acatar

Sin embargo, el papel de la fiscalía queda totalmente en entredicho, pues de no ser por el actual mandato presidencial, es posible que la liberación de Jonathan “N” pudo nunca ocurrir o al igual que miles de otros casos, quedar empolvado en los archivos de la dependencia. 

A su vez, el abogado defensor de Jonathan «N», señaló que «El gobierno de la Ciudad de México, por conducto de la fiscalía advirtió varias inconsistencias», pero que «atendieron el asunto y ha habido un cambio favorable».

Finalmente, a través de su cuenta de Twitter, la fiscalía informó que la Subprocuradora de Procesos, Alicia Rosas Rubí, se presentó al Reclusorio Preventivo Varonil Norte para dar acompañamiento al procesado y su familia.