cine
cine

«La pandemia estimuló la creatividad de los directores», así lo expresó el director de la Mostra de Venecia, Alberto Barbera, quien al inaugurar este miércoles la 78ª edición quedó sorprendido por la calidad tan elevada de películas propuestas este año.

“Es como si las difíciles condiciones en que los filmes fueron rodados, hayan servido de estímulo para la creatividad de los directores. Muchos de ellos están entre los mejores que han realizado. Será una de las mejores ediciones de los últimos años «, sostuvo el crítico de cine en entrevista con la AFP.

Este año serán proyectadas películas provenientes de 59 países, de las cuales 21 competirán por el codiciado León de Oro, entre ellas las últimas obras del español Pedro Almodóvar, la neozelandesa Jane Campion, el italiano Paolo Sorrentino y el chileno Pablo Larraín.

«El cine está viviendo una suerte de renacimiento productivo y económico, comparable al de los años dorados de la década del 50 y 60″, explicó.

Por motivos de pandemia, Barbera indicó que el festival se llevará a cabo en condiciones especiales tal como ocurrió el año pasado y para el acceso, los invitados tendrán que contar con el certificado de vacunación.

“La Mostra por lo tanto será segura, contará con más periodistas acreditados y más espectadores. Las delegaciones de casi todos los filmes seleccionados desfilarán por la alfombra roja», agregó.

SALUDABLE EL CINE LATINO

Además de directores reconocidos, Barbera seleccionó por primera vez cuatro filmes latinoamericanos para la competencia oficial, un récord y una confirmación del buen estado de salud del cine en esa región del mundo.

«Muchos países latinoamericanos, que no tienen una tradición cinematográfica, han comenzado a invertir en el cine.

Están naciendo nuevos directores, nuevos talentos, muy dotados, que narran historias del propio país y de la propia cultura. Son muy originales. Creo que sus películas llegarán a las salas cinematográficas y sobre todo a las plataformas, porque ese será el futuro para todos», aseveró.

Por otro lado, el director de cine español, Pedro Almodóvar con su filme Madres paralelas, aborda algunos de sus temas favoritos, la maternidad y la familia pero también un argumento muy político, el de la guerra civil española y la dictadura franquista.

«En España, después de 85 años, hasta que no se pague la deuda con los desaparecidos no podremos cerrar definitivamente con todo lo ocurrido en la Guerra Civil«, declaró el cineasta manchego.

La cinta, que compite por el León de Oro junto con otras 20, está protagonizada por Penélope Cruz, Milena Smit, Aitana Sánchez Gijón e Israel Elejalde y narra la historia de dos mujeres de generaciones diferentes que coinciden en el hospital para dar luz, una experiencia que termina por unirlas profundamente.

«Soy muy sensible a ese tema. En mi casa no se hablaba de la guerra porque fue algo que traumatizó a nuestra sociedad», resumió Pedro Almodóvar.

Más de 100 mil víctimas del conflicto y la dictadura se encuentran todavía desaparecidas, algunas enterradas en fosas comunes, según estiman historiadores y asociaciones de víctimas del franquismo, que llevan décadas pidiendo ayuda pública para encontrarlos.

LEG