desaparecidos
desaparecidos

Integrantes del colectivo “Una Luz en el Camino”, quienes buscan a sus familiares desaparecidos, sostuvieron el martes un encuentro con Ernestina Godoy, titular de la Fiscalía General de Justicia capitalina, y acordaron que sostendrán cada dos meses una reunión con funcionarios de la FGJ para revisar avances de los casos.

“Fue una reunión bastante productiva. Las mesas de trabajo se realizarán en la Fiscalía; en total fuimos 10 personas del colectivo y (Godoy) se comprometió a darnos más profesionalismo y rapidez”, narró Jaqueline Palmeros, quien busca a su hija Jael Monserrat, de 21 años, quien desapareció el 24 de julio de 2020 a bordo de un vehículo en la alcaldía Tlalpan.

Explicó que se le sugirió a la fiscal que en noviembre próximo les autorice una búsqueda en reclusorios, hospitales psiquiátricos, zonas como Garibaldi y comedores comunitarios adonde acude gente en situación de calle.

“Nos externó que tenemos todo el apoyo. En cuanto a las búsquedas de campo, no se pueden hacer en este momento, primero por la pandemia, y en segunda porque se requiere una planeación para que podamos trabajar con seguridad. Nos externó que en este momento hay peritos trabajando”.

El pasado 26 de julio, este diario informó que diversos colectivos realizaron una brigada de búsqueda en el Ajusco, del 21 al 25 de junio, donde hallaron 400 indicios óseos que posiblemente pertenecen a dos personas o más. También encontraron una medalla de la Virgen de Guadalupe y ropa.

En esa ocasión, Palmeros contó que le avisaron que su hija podría estar enterrada en el Ajusco, y la otra línea de investigación es que posiblemente sea víctima de trata de personas.

“Al no tener un punto de referencia, le solicité a la comisionada de Búsqueda de la CDMX, Lizzeth del Carmen Hernández, realizar la brigada y entonces convoqué a colectivos de otros estados, de Tijuana, Veracruz, Guerrero, Sonora, y en total fuimos 92 personas. Conseguí albergue, alimentos y la sociedad nos aportó palas, rastrillos, cubrebocas”.

LEG