ciclovía
ciclovía

Ciclistas y personas en patineta o patines, quienes suelen desplazarse por la ciclovía de la Avenida Insurgentes, coincidieron en que la reconversión de la pista emergente a permanente será de gran ayuda para la movilidad en la capital, y llamaron a una convivencia vial para evitar accidentes.

Partiendo de la Glorieta de Insurgentes hasta el Eje 10 Sur, la afluencia de ciclistas y conductores de vehículos no motorizados es constante, pero en este tramo de la ciclopista la señalización es más visible a partir de la estación del Metrobús Álvaro Obregón, pues se lee “Sólo bici”.

Desde este punto, la colocación de topes y señalizaciones es visible, pero no todos los vehículos motorizados las respetan, ya que algunos llegan a pisar los topes de la pista, dan la vuelta sin previo aviso, e incluso algunos invaden la ciclovía.

Abraham Beltrán, quien es ciclista repartidor, dijo que hacer permanente la ciclovía Insurgentes será de ayuda, pues en su caso pedalea hasta 12 horas, por lo que la colocación de topes y señalamientos lo hacen sentirse más seguro.

Abundó que ante la falta de señalizaciones, los automovilistas no respetaban la ciclopista, ya que se orillaban sin importar que obstruyeran la vialidad o daban vuelta sin respetar la distancia, e incluso algunos motociclistas llegaron a invadir la vía exclusiva.

“La convivencia vial es más de cultura; a algunos ciclistas que pedalean en contraflujo les digo ‘pásate del otro lado’ y lo van haciendo; si me los vuelvo a encontrar ya veo que respetan la circulación, entonces va siendo armónico”, relató.

Por su parte, Germán Hernández, también ciclista y vecino de la zona, celebró la permanencia de la ciclopista y enfatizó que los automovilistas tendrán que adaptarse, puesto que la ciudadanía cada vez demanda más carriles exclusivos para ciclistas.

“Me parece bien esta vía porque me da una alternativa para trasladarme en bici a la oficina o a cualquier otro lado que necesite ir, y me siento más seguro ahora que será permanente”, resaltó.

Hernández señaló que en la reconversión de la ciclovía se debería considerar su iluminación y la colocación de fantasmas, a fin de que el automovilista no invada la pista. Asimismo, consideró que no habrá complicaciones de circulación, siempre y cuando ambas partes respeten los carriles.

Cabe recordar que se habilitaron 54 kilómetros de ciclovía sobre la Av. Insurgentes y el Eje 4.

En abril pasado se informó que cerca de siete mil 500 ciclistas utilizan a diario la ciclovía Insurgentes, contra dos mil 500 que la usaban antes de la pandemia.

Protestan por el atropellamiento de Caro Espinosa

Por: Arturo Rivera

Era el 1 de agosto de 2020, un sábado, cuando Carolina Espinosa y su novio circulaban en bicicletas por Patriotismo, a la altura del Puente de la Morena. Esa noche, dos autos los impactaron a gran velocidad; los conductores iban en estado de ebriedad y dieron una vuelta prohibida, una combinación que fue mortal para Caro.

Ayer, un año después, decenas de ciclistas partieron desde las 11 de la mañana de distintos puntos de la CDMX para exigir justicia en el caso de Carolina, una historiadora, cantante, feminista, hija, amiga, novia, mujer, cuya vida fue cortada de raíz. Justicia por ella y por los ciclistas que han muerto sin razón en una jungla de concreto donde los autos siguen siendo el rey de la movilidad, reclamaron.

Gritando consignas, cantando con ronco pecho, bloqueando calles y, sobre todo, pedaleando, así recordaron a Caro, desde Avenida Insurgentes hasta llegar adonde murió hace un año: Patriotismo y Puente de la Morena, donde los manifestantes realizaron un bloqueo hasta las 17:00 horas.

Según el Reporte Trimestral de Hechos de Tránsito de la Semovi 2021, en el primer trimestre del año murieron ocho ciclistas por hechos de tránsito, quienes representan el 6% de un total de 124 fallecidos al usar la vía pública.
LEG