CFE
Bartlett acusó un acto deliberado y concertado de desinformación ya que la semana pasada, durante la conferencia de prensa que ofreció nada se destacó en los medios de comunicación sobre las causas del apagón del 28 de diciembre de 2020 y en cambio “todos traían lo del bozal”

Las zonas del país donde el personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha tenido mayores problemas por presencia de la delincuencia organizada es el norte del país, de manera particular Tamaulipas y algunas del centro, detalló el director general de la empresa, Manuel Bartlett.

En conferencia de prensa aseguró que se ha establecido un procedimiento para todas estas zonas y se ha creado un mecanismo de seguridad donde es necesario.

“En el norte, Tamaulipas es muy delicado, en algunas parte del centro de la República está en este momento la delincuencia organizada presente».

“En donde se dan esos fenómenos, ahí hay una reunión permanente entre el secretario de Gobierno de cada estado, representantes de las fuerzas armadas y la policía para poder establecer una protección a los trabajdores y puedan ejercer su función y que el servicio se continúe”, expuso el director.

Por otra parte, Bartlett acusó un acto deliberado y concertado de desinformación ya que la semana pasada, durante la conferencia de prensa que ofreció nada se destacó en los medios de comunicación sobre las causas del apagón del 28 de diciembre de 2020 y en cambio “todos traían lo del bozal”.

“Los medios de comunicación no lo transmitieron, ocultar un fenómeno de este tamaño es gravísimo; es un acto deliberado y concertado de desinformación, todos sacaron lo del boazal, se van por lo chusco, o un error, o lo que sea”, reclamó el director de la CFE.
Por ello, enfatizó, decidieron convocar nuevamente a los medios para informar que luego de un análisis del apagón de diciembre pasado, se determinó que la causa raíz fue que la empresa Acciona, generadora de energía, decidió subirse a la red de la Comisión pero debió hacer una instalación previa y no lo hizo “hubo un acto de corrupción ahí de algún entorno oficial, y los encargados de la red no la cerraron oportunamente y esa fue la causa”.

Sin embargo, advirtió que el caso se puede volver a presentar “porque han seccionado la red en todos lados y eso es lo que tiene al país en un grave riesgo”.

Sobre la situación financiera que guarda la CFE, el director de Finanzas, Edmundo Sánchez Aguilar, mencionó que es una empresa con activos totales de 100 mil millones de dólares y de los cuales 85% son fijos entre maquinaria y equipos.

“Sobre la rentabilidad de la Comisión hoy la pregunta es muy sencilla, hace un año hubiera sido más cauteloso. La CFE ya pasó la prueba del añejo y fueron dos: a nivel mundial, la pandemia y el apagón eléctrico de Texas”, dijo.

Detalló que la situación de emergencia que tuvo el sur de Estados Unidos le costó a la empresa mexicana 65 mil millones de pesos “tapar el chipote, porque el que quería gas, tenía que entregar por adelantado cheque certificado, cheques balines no era aceptados; era mercado de trueque, ‘no check, no gas’, que se entiende en cualquier idioma”.

El director de Finanzas reconoció que no pensaron que podrían soportar financieramente las negociaciones para garantizar la disposición de gas, pero finalmente los financiamientos y los flujos de efectivos pudieron garantizarlos.

 

CT