consulta popular
consulta popular

En un ambiente polarizado y confuso se llevará a cabo la primera consulta popular del país, el próximo 1 de agosto.

Por un lado están los promotores, principalmente Morena y sus aliados, que difunden el ejercicio democrático como un juicio a expresidentes, cuando la pregunta a la ciudadanía es otra.

Por otro, están las voces que llaman a no votar con el argumento de que la ley no se consulta y además consideran que se trata de un desperdicio de recursos públicos.

A su vez, el organizador, el Instituto Nacional Electoral (INE), está en medio de la polarización, pues ha pedido no confundir a la ciudadanía sobre los alcances de esa votación inédita en el país y, a su vez, es atacado por no promoverla lo suficiente y tratar de inhibir la participación el próximo domingo.

Morena, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en 2014, familiares de las víctimas de la Guardería ABC, activistas, artistas como el vocalista de Maldita Vecindad, Roco, así como el presidente Andrés Manuel López Obrador están entre los principales impulsores de la consulta.

El ejercicio es promovido como un “juicio contra expresidentes”, en específico, los últimos cinco: Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox, Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari.

En todo el país se ha desplegado una estrategia para invitar a la ciudadanía a que vote para enjuiciar a los expresidentes. Incluso, los diputados federales por Morena han pagado publicidad en medios de comunicación.

Sin embargo, el INE aclaró que la próxima consulta popular no tiene que ver con un posible juicio a expresidentes, por lo que desde hace semanas pidió que no se confundiera a la ciudadanía.

“Queremos ser muy claros, ojalá y no se confunda a la gente, si alguien llega y pide papeleta para otra pregunta que se dice, esa no va a existir, la única papeleta que va a existir es esta”, dijo, hace unos días, el consejero presidente, Lorenzo Córdova, sobre el cuestionamiento de la consulta popular.

En la contraparte, Luis Carlos Ugalde, expresidente del extinto IFE, ha considerado como un “desperdicio” de recursos la consulta popular, pues, en su cuenta de Twitter, ha manifestado que no se alcanzará el margen de votación, por lo que quedará como un asunto anecdotario.

La confrontación ha escalado entre las autoridades de Morena, el Presidente y consejeros del INE debido a que se ha acusado al árbitro electoral de boicotear el ejercicio y no darle suficiente publicidad para incentivar la participación.

El líder nacional de Morena, Mario Delgado, acusó que la plataforma de ubicación de casillas no funcionaba y se trataba de un sabotaje del INE; en respuesta, el consejero Ciro Murayama puntualizó que se trataba de una noticia falsa y descalificación a la autoridad electoral.

Bajo ese escenario, a partir de las 8:00 horas del domingo se abrirán más de 57 mil mesas receptoras para que más de 93 millones de ciudadanos puedan votar.

Infografía: Xavier Rodríguez

LEG