Seproban
La percepción de inseguridad es un tema que debemos trabajar en equipo, no es un tema sólo de los bancos o de Secretaría de Seguridad Ciudadana, es un trabajo conjunto de profesionales

El arranque del Diplomado de Seguridad Bancaria convocado por Seproban, la Asociación de Bancos de México y la UDLAP Jenkins, marca el inicio de la profesionalización de todo el personal de seguridad de los bancos, para abarcar los ámbitos que corresponden a esta actividad, desde cajas fuertes, hasta la investigación del delito más avanzado en materia de ciberseguridad.

Asistentes al primer encuentro de este diplomado, cuya finalidad es apoyar al sistema financiero en materia de seguridad y prevención, Maribel Cervantes Guerrero, directora de Protección y Seguridad de HSBC para México y LATAM; Carlos Sanroma Sánchez, director de Protección y Seguridad de Grupo Financiero BBVA en México, así como José Miguel Domínguez Camacho, secretario técnico del Comité de Seguridad de la Asociación de Bancos de México (ABM), coincidieron en que el actual reto consiste en conformar un frente común entre autoridades, banca y usuarios para revertir la sensación de que en las sucursales bancarias y en los cajeros automáticos los usuarios sienten incertidumbre.

Para Maribel Cervantes Guerrero es necesario que la autoridad preventiva y de procuración de justicia conozca más acerca de cómo está estructurado el sistema financiero, especialmente su sector de seguridad, ya que en lo general la población conoce de asaltos, robo a cuentahabientes y ataque a cajeros, pero ignoran cómo operan, por ejemplo, los desplazadores y los tramperos, cuya actividad consiste en engañar a los cuentahabientes o poner trampas en los cajeros automáticos.

La percepción de inseguridad es un tema que debemos trabajar en equipo, no es un tema sólo de los bancos o de Secretaría de Seguridad Ciudadana, es un trabajo conjunto de profesionales, explicó. El cliente, añadió, tiene que ser un elemento decisivo para mantenerse en alerta, además de que en la actualidad no se puede ser usuario de la banca siendo ajeno al avance tecnológico.

Por su parte, Carlos Sanroma alertó sobre una evolución de los delitos, toda vez que las nuevas tecnologías han abierto otros riesgos potenciales, por lo que planteó tener una relación más estrecha con las autoridades punitivas, ya que en la actualidad toda la información se comparte fundamentalmente con las autoridades reguladoras.

Explicó que, por ejemplo, algunos delitos no están tipificados correctamente, considerando que los acusados por aforos de ciberdelincuencia, están en proceso por posesión de recursos de procedencia ilícita, pero no por jaqueo a los sistemas financieros.

Finalmente, José Miguel Domínguez Camacho de la ABM, señaló que los bancos participan de manera relevante de vida la economía del país, por lo que es necesario transitar hacia otras vertientes de la prevención y de la cultura que necesariamente pasan por la vinculación con la sociedad.

“En la medida que todos hagan lo que les corresponde, academia, bancos y usuarios, podremos cerrar espacios de oportunidad delincuencia”.

Cabe recordar que el diplomado en Seguridad Bancaria inicia el próximo 2 de septiembre. El programa consta de cinco módulos: Siniestralidad Bancaria; Investigación de Delitos; Medidas de Seguridad y Protección Bancarias; Aspectos Jurídicos de Delitos Bancarios, y Riesgos de la Banca en Medios Digitales.
Para mayores informes comunicarse a la UDLAP Jenkins Gradúate School, a los teléfonos 55 4747-6203 y 55 7434 -4824.

 

CT