Las clavadistas lograron quedarse con la medalla de Bronce tras obtener una puntuación de 299.70 en sus cinco saltos

Las mexicanas Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez fueron objeto de debate en las redes sociales, debido a su festejo tras la falla de las japonesas en la final de Clavados y así conseguir una medalla olímpica.

Las clavadistas lograron quedarse con la medalla de Bronce tras obtener una puntuación de 299.70 en sus cinco saltos en el Centro Acuático de Tokio. Pero usuarios en redes las criticaron por haberse «burlado» de la falla que tuvieron las niponas en su último clavado.

Corría el quinto set de clavados y México estaba entre los tres puestos de medallas, aun faltando algunas clavadistas, entre ellas, las japonesas. Ese último clavado decidía si México o Japón se colgaba la presea olímpica de bronce, sabedoras de que China lograría la de Oro.

México conquista medalla de bronce en los clavados femeninos de Tokyo 2020

Las japonesas se lanzaron y erraron, lo que fue castigado por los jueces y eso aseguró el podio para las mexicanas.

En ese momento, la cámara enfocó a Ale Orozco y a Gaby Agúndez, quienes no ocultaron su emoción por ganar una medalla en los Juegos Olímpicos. Se abrazaron sonrientes y luego la misma Orozco pidió silencio en señal de respeto para las competidoras.

Esta acción de las mexicanas dividió opiniones en las redes sociales, algunos mencionaron que fue una falta de respeto por parte de las clavadistas, mientras que otros aseguraron que solo se trataba del momento y de un festejo normal.

«En el deporte debe prevalecer siempre la honorabilidad y el respeto. Puedes y debes festejar tus triunfos, pero no la desgracia o la caída de tus rivales, mucho menos en un deporte como los clavados. Por lo demás, gran trabajo de Alejandra Orozco y de Gabriela Agundez…», comentó el analista deportivo, David Faitelson. Así como él, varios usuarios vieron como una ofensa lo hecho por las mexicanas.

Constancia y trabajo, la clave de la medalla de Ale Orozco y Gaby Agúndez en Tokio 2020

Sin embargo, hubo quienes apoyaron el festejo de las clavadistas mexicanas como algo normal:

 

EAM