El estudio destacó que este género latino fue superior a otras como la clásica, el folclore o incluso la electrónica

El centro de investigación IMETISA del Hospital Universitario de Canarias, en España, aseguró en un estudio que la música reggaetón provoca una mayor activación cerebral.

De acuerdo al informe, se señaló que el reggaetón activa regiones del cerebro encargadas de procesar no sólo los sonidos, sino también el movimiento.

El estudio destacó que este género latino fue superior a otras como la clásica, el folclore o incluso la electrónica.

Rayssa Leal, de volverse viral como “hada skate” a convertirse en medallista olímpica en Tokio 2020

«La neurociencia de la música ha atraído recientemente una atención significativa pero el efecto del estilo de música en la activación de las regiones cerebrales auditivas-motoras no ha sido aún explicado», dijo el neurocirujano y creador de la investigación, Jesús Martín-Fernández.

Para la prueba, se juntó a 28 personas sin información musical previa. Cada uno contaba con gustos musicales variados y con una media de 26 años.

Entre las canciones de reggaetón que fueron puestas en la prueba estuvieron «Shaky» de Daddy Yankee y «Ginza» de J Balvin. En electrónica pusieron «Passion» de Alberto Feria y «L’amour toujours» de Dzeko.

En tanto, para la música clásica fueron seleccionadas el concierto en Mi menor de Vivaldi y el minué de los aires en re de Luis Cobiella.

La activación significativa en las pareas del cerebro encargadas del movimiento, podría deber se «a la generación de un pulso interno dentro de nosotros al tratar de adivinar cuándo viene el siguiente pulso. Es como si el reguetón, con ese ritmo peculiar y repetitivo nos preparara para el movimiento, para bailar sólo con escucharlo», destacó el neurocirujano.

VIDEO. ¿Se hará viral? Gloria Trevi y Guaynaa montan coreografía de su tema “Nos volvemos locos”

Asimismo, destacó que el reggaetón no siempre emplea acordes más básico que otros estilos como la electrónica, pero que sí usa de una forma predecible y tiene un ritmo que varía a lo largo del tema.

Por su parte, la música clásica es mucho más compleja, con mucha mayor variedad tímbrica, melódica y con un ritmo mucho menos marcado y menos predecible.

 

EAM