Fuentes señalan que Rodney Alcalá estaría relacionado con 130 asesinatos.
Fuentes señalan que Rodney Alcalá estaría relacionado con 130 asesinatos.

«El planeta es un lugar mejor sin él, eso es seguro», señaló Tali Shapiro -61 años- quien en 1968, a los 8 años de edad, fue golpeada y abusada sexualmente por Rodney Alcalá, el asesino del «Juego de las citas«.

Alcalá murió de causas naturales a la edad de 77 años en la penitenciaria de Corcoran, California Estados Unidos, como informó el Departamento de Correcionales del Estado. Purgaba una sentencia de 25 años -dictada en 2013- por el asesinato de dos mujeres.

Rodney Alcalá apareció en 1978 en el programa el «Juego de las citas», en el cual fue vencedor luego de intercambiar algunos comentarios de índole sexual con Cheryl Bradshaw -maestra de teatro-. Alcalá conquistó no sólo a la soltera del programa sino a los espectadores y el presentador, quienes celebraron cada una de las respuestas del participante.

“Nuestro soltero número uno es un exitoso fotógrafo cuyos inicios se remontan al día en que su padre lo encontró en un cuarto oscuro a la edad de 13 años, completamente revelado. Entre tomas se le puede encontrar haciendo paracaidismo o motociclismo. ¡Por favor demos la bienvenida a Rodney Alcala!”, así lo describe el presentador del programa. El clip se ha vuelto viral en Youtube.

Pese a que derrochó encantó e inteligencia durante la emisión, tras salir del plató con él, Cheryl Bradshaw se arrepintió y decidió no salir con el ganador. Señaló que su conducta lugubre la intimido.

México cae ante Japón 2-1 en Tokio 2020; buscará su pase ante Sudáfrica

Ni ella ni quienes presenciaron su participación sabían que para ese entonces Alcalá ya había pisado la prisión y había matado a cuatro mujeres y violado a dos.

Sus orígenes

Rodrigo Jacques Alcalá Buquor nació en 1943 en San Antonio, Texas. Poco tiempo después la familia Alcalá se mudo a México, donde su padre, Raoul Alcalá abandonó a su familia. Rodney tenía 11 años.

Su madre tomó a sus cuatro hijos y se mudó a Los Ángeles a comenzar una nueva vida. Cinco años después, Rodney intentó alistarse en el ejército norteamericano pero un ataque de nervios se lo impidió y lo llevo al psiquiatra. Su evaluación lo descartó como soldado y mostró su alta inteligencia, un IQ de 135.

Como opción, Rodney estudió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de California y se graduó. En su etapa universitaria afloró su personalidad criminal: su primer delito fue la violación y agresión a una niña de 8 años.

En 1968, Alcalá secuestró a Tali Shapiro en la calle, la llevó a su departamento en Hollywood y allí la golpeó y abusó sexualmente de ella. Un testigo que presenció el rapto alertó a la policía y eso permitió que la menor sobreviviera.

Rodney puso tierra de por medio y se fue a Nueva York, ahí estudió cine con Roman Polanski, de quien fue uno de sus alumnos más aventajados; fue profesor de arte en un campamento en New Hampshire en el verano de 1971, todo bajo el nombre de John Berger.

Los asesinatos

Su primer víctima -previo a ser maestro en el campamento- fue Cornelia Crilley de 23 años, quien trabajaba comoa azafata de Trans World Airways. La policía reunió pruebas suficientes en contra de Alcalá hasta 40 años después.

Mientras tanto, las autoridades de California aún buscaban al agresor de Tali, por lo que enviaron retratos a las oficinas de correos. Dos niños reconocieron a su profesor, por lo que fue detenido y enviado a California.

Tras el juicio -en el que los padres de Tali se negaron a que testificara- el tribunal condenó a Alcalá a treinta y cuatro meses de prisión por abuso sexual de menores y no por intento de homicidio en primer grado. Fue registrado como delincuente sexual y a los 17 meses obtuvo libertad condicional. Dos meses después atacó a Julia, menor de 13 años, por esa violación fue enviado a prisión hasta 1977 y al salir, atacó de nuevo.

“Se me cayó un ídolo”: Vanessa Zambotti critica a Paola Espinosa y defiende a clavadistas mexicanas

Su modus operandi no variaba: echaba mano de su profesión como fotógrafo para convencer a las jóvenes de que posaran para él. «Era tan encantador que le funcionaba una y otra vez», señaló uno de los detectives del caso.

Ellen Jane Hover, de 23 años, ahijada de Dean Martin y Sammy Davis Jr., también cayó en las manos de Rodney; tras abusar de ella y asesinarla, abandonó sus restos en los alrededores de una finca en Westchester.

El alumno aventajado de Polanski no era relacionado con los asesinatos, esto porque al estar registrado como delincuente sexual usaba un alias falso para conseguir trabajo; llegó a ser tipógrafo de Los Ángeles Times para quien también hizo fotografías de mujeres, principalmente adolescentes con temática sexual.

Su carisma era tal que fue comparado con Ted Bundy, el asesino de estudiantes. Lo cual quedó demostrado en su participación en «el Juego de las citas».

El mismo año que salió en el programa, mató a Jill Barcomb de 18 años. Dejo sus restos en un barranco de Mulholland Highway; a Georgia Wixted, de 27, en su apartamento de Malibú; a Charlotte Lamb, de 32, en la lavandería de un edificio de apartamentos en El Segundo; y a Jill Parenteau, de 27, en su departamento de Burbank.

Además, violó a Monique Hoyt, de 15 años, a quien dio por muerta tras intentar asesinarla, según reporta La Vanguardia.

Su última víctima, antes de su detención fue Robin Samsoe de 12 años. Tras entrevistar a los testigos del rapto de Robin -a quien convenció con su argmento de hacerle una sesión fotográfica- se distribuyó su nombre real y un retrato hablado. Su oficial de condicional lo reconoció y al poco tiempo fue detenido.

Juicios por décadas

Tras su detención los juicios para condenarlo tomaron décadas. Años después de su detención hubo tres juicios para acusarlo del asesinato de Robin Samsoe. Fue condenado a la pena de muerte pero la Corte Suprema de California rechazó el veredicto al argumentar que no tuvo un juicio justo.

En 1986 volvió a ser condenado a muerte pero su defensa argumentó que el tribunal no le permitió presentar pruebas relevantes. El juicio se anuló y Rodney pasó años de apelaciones; en 1994 publicó el libro You, the Jury, en el que denunció el trato que recibido durante esos años.

En 2010 enfrentó su tercer juicio por el caso Samsoe en el que se incluyeron a cuatro víctimas más. Las muestras de ADN encontradas en las víctimas de los Ángeles entre 1977 y 1979 demostraron su culpabilidad.

Ante esto, Rodney se representó a sí mismo, y durante cinco horas se autointerrogó con preguntas como “Rodney, por favor, ¿nos hablarías sobre tu pelo?”.

En el interrogatorio de la Fiscalía se mencionaron los asesinatos de Robin y otras cuatro mujeres que estranguló en Los Ángeles, hechos que negó pero la Policía de California presentó testimonios de mujeres que fueron sus modelos y que lo reconocieron (por un portafolio que fue localizado previo a la detención de Alcalá).

En este tercer juicio fue encontrado culpable de cinco asesinatos en primer grado, y fue setenciado a la pena de muerte, además se le sumaron dos perpetuas por los homicidios de dos chicas en Nueva York.

En 2013 se demostró que Christine Thornton, embarazada de seis meses y cuyo cuerpo fue hallado en Wyoming en 1982, fue una de sus modelos; en 2016 pruebas de ADN demostraron que Christine Ruth también fue una de sus víctimas. Estos dos casos tardaron casi 40 años en resolverse.

Desde 2013 estaba en la lista de espera para la pena de muerte en California.

«Él está donde debe estar, y estoy seguro de que eso es en el infierno», señaló en una entrevista Jeff Sheaman, un investigador de la Oficina del Sheriff del condado de Sweetwater en Wyoming, quien entrevistó a Alcalá en 2013, mientras trabajaba sobre la desaparición de Thornton; el oficial subrayó que «todo sobre ese tipo me da escalofríos».

LV