PUEBLA
PUEBLA

Tras el presunto espionaje cometido durante en el pasado sexenio federal, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, afirmó que esa práctica se terminó en la entidad.

En videoconferencia, el mandatario estatal dijo que la visión de su Gobierno es trabajar a favor de los poblanos y no impulsar acciones ilícitas para favorecerse en materia política o violentar la privacidad.

Barbosa Huerta lamentó que el espionaje se realizara por administraciones pasadas, tanto a nivel federal como en el estado, incluso con participación de empresas de telecomunicaciones, para controlar a adversarios políticos, periodistas y activistas.

Recordó que desde 2017, cuando fungía como senador, acompañó a ciudadanos a presentar denuncias en contra del Gobierno de Puebla por espionaje.

En este sentido, comentó que su administración ya prepara más elementos para presentar denuncias ante la Fiscalía General del Estado en contra de exfuncionarios y particulares que estuvieron inmiscuidos en el tema de espionaje en la entidad.

Barbosa Huerta expresó que los Gobiernos poblanos cayeron en la tentación del espionaje, por lo que es necesario tomar las medidas correspondientes para evitar que esta práctica ilícita regrese.

 

LEG