El Tribunal Electoral es una olla exprés

Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.


En mala hora para la justicia electoral resucita un asunto personal del magistrado José Luis Vargas.

Las acusaciones de enriquecimiento ilícito que pesan sobre el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y su familia, ensombrecen el trabajo del organismo justo cuando se aprestan a calificar las elecciones de gobernadores.

Desde su llegada a la presidencia del TEPJF, Vargas ha sido ave de tempestades.

Las publicaciones en sus redes sociales sobre la vida de lujos que lleva motivaron primero sospechas y después investigaciones judiciales sobre el origen de su patrimonio.

La Fiscalía General de la República concluyó el 15 de este mes que había correspondencia entre los ingresos y los gastos del magistrado, pero la resolución fue atacada por la Unidad de Inteligencia Financiera que presentó una nueva demanda en contra de Vargas y agregó a 11 familiares, entre ellos a su esposa.

Y aunque se trata de un asunto estrictamente personal, es ilógico que no afecte su trabajo al frente del Tribunal.

Vargas no sólo enfrenta las acusaciones de la UIF de Santiago Nieto, sino la conformación de un bloque de cinco de los siete magistrados electorales, que de a poco se han ido confrontando con sus decisiones.

Este grupo de cinco magistrados recientemente se opuso a dar a conocer su voto por adelantado, como proponía Vargas y logró quitar, mediante un acuerdo, la facultad que tenía el presidente del Tribunal para asignar turno a las quejas sobre las elecciones para gobernador.

El problema para el TEPJF estriba en que las decisiones que tomen sobre las elecciones para gobernador (especialmente en Michoacán, Campeche y San Luis Potosí) estarán bajo sospecha debido a este problema particular del magistrado presidente.

****
De verdad que en la Secretaría de Salud no dan una.

Primero fue el subsecretario estrella, Hugo López-Gatell, denunciando “un discurso golpista’’ en el reclamo de medicamentos contra el cáncer infantil.

Y ayer, el propio secretario de Salud, Jorge Alcocer, diciendo que las exigencias de medicamentos “eran justas’’ pero “exageradas’’ exacerban la inconformidad y el enojo no solo de los padres de niños con cáncer sino de toda la población que ha padecido el desabasto de medicamentos.

Por cierto, ayer el Presidente informó que ya se habían comprado todas las claves de medicamentos lo cual está muy bien.

Ahora habrá que esperar meses para que lleguen al país y para que se repartan a los estados; y luego de ahí a los hospitales y clínicas del sector salud.

Bueno, pero algo es algo.

****
A propósito de la tercera ola -y de una cuarta que prevén los especialistas-, la Secretaría de Salud prepara un programa para que México aproveche la situación:
Un curso de surfing en línea para todos, porque a falta de vacunas esa será la única forma de “torear’’ el oleaje maligno.

 

****
Ayer se lo comentamos en este espacio: el presidente de la Comisión Permanente, Eduardo Ramírez, no convocó a sesión presencial para discutir la fecha del probable -y ahora muy lejano- periodo extraordinario para votar el desafuero de Mauricio Toledo y Saúl Huerta, además de la ratificación de Rogelio Ramírez de la O como secretario de Hacienda.

Que ahí será para la otra…Legislatura.

****
Tampoco se podrá cumplir el plazo legal que se fijó para que las empresas incluyeran en su nómina a los trabajadores contratados por outsourcing.

La fecha vence el último día de este mes y viendo que faltan más del 80% de empresas por cumplir la nueva ley, Ricardo Monreal presentará hoy una iniciativa para ampliar 30 días el plazo.

No tendrá problemas en pasar.

LEG