Pegasus: Cuando el spyware fue señalado por causar el divorcio de Jeff Bezos

La relación con Bezos sería que Khashoggi escribía artículos en el periódico de su propiedad, The Washington Post,  y tras el asesinato el mismo medio trataría de investigar el homicidio

Pegasus: Cuando el spyware fue señalado por causar el divorcio de Jeff Bezos
Foto: Especial Como una manera de extorsionar al millonario, fue que se dieron dichas filtraciones para tratar de parar sus pesquisas


Luego de que una investigación periodística pusiera en evidencia que al menos en 11 países usaron el software Pegasus para espiar activistas de derechos humanos, periodistas, políticos y empresarios, ha comenzado a retomarse la historia de cuando el multimillonario Jeff Bezos fue víctima de este programa al grado de causar su divorcio.

Resulta que este entramado comenzó el 4 de abril de 2018 cuando el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán, y Bezos, dueño de Amazon intercambiaron números tras una cena en Los Ángeles.

CONFIRMA FISCALÍA ESPIONAJE TELEFÓNICO CON PEGASUS Y ANUNCIA UN CASO YA JUDICIALIZADO

Poco después, Bezos recibió un archivo de vídeo MP4 por WhatsApp desde el número del príncipe con un video y a las pocas horas su iPhone X comenzaría a comportarse extraño, siendo este el preludio a una bomba en la vida personal del empresario.

Meses posteriores, en 2019, Bezos anunciaba su divorcio en Twitter y prácticamente el mismo día el National Enquirer publicaba una exclusiva con fotos del multimillonario con su amante en ese entonces, Lauren Sanchez.

En esos tiempos y de manera paralela también fueron filtradas fotos íntimas y mensajes privados que ambos intercambiaban.

Tras estos hechos, información procede del análisis forense del teléfono de Bezos y publicada por la ONU, revelaría que el hackeo estaría relacionado con el software de NSO, Pegasus, que Arabia Saudí adquirió en noviembre de 2017.

¿Pero cuál sería el interés de Bin Salmán para obtener información del magnate estadounidense?

El 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul, Jamal Khashoggi, un periodista disidente al gobierno, fue asesinado por agentes de Arabia Saudita para suprimir su actividad de denuncia.

La relación con Bezos sería que Khashoggi escribía artículos en el periódico de su propiedad, The Washington Post,  y tras el asesinato el mismo medio trataría de investigar el homicidio.

Entonces como una manera de extorsionar al millonario, fue que se dieron dichas filtraciones para tratar de parar sus pesquisas.

Un año después del asesinato, en un aparente desafío, Bezos acudió a Estambul a una ceremonia en recuerdo del periodista asesinado enfrente del consulado saudí.

Y hoy, vuelve a ser tema de conversación.

klcg