Biden se desentiende de México; Kamala, subjefa

Carlos Ramírez

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Dos datos están revelando la verdadera situación en que quedaron las relaciones bilaterales México-EU después del encuentro entre el jefe del Estado mexicano y la vicepresidenta y, se supone, subjefa o encargada-delegada o algo así del Estado estadounidense sin nombramiento oficial.

1.- Biden abandona la agenda México a manos de su segunda de abordo.

2.- Y México excluye de su Memorándum de Entendimiento el tema de seguridad bilateral que la Casa Blanca encaja “a nivel de gabinete” en su reporte oficial.

A nivel de jerarquías, el presidente López Obrador es el jefe del Estado, en tanto que la vicepresidenta de EU es sólo figura decorativa y funciona como presidenta figurativa del Senado con voto válido sólo para desempatar votaciones.

La decisión del presidente Biden de rebajar a México a su segundo nivel de Gobierno fue un mensaje bastante imperial de la Casa Blanca para su principal socio comercial y el vecino de su frontera sur que mide más de tres mil kilómetros.

El comunicado mexicano hizo énfasis en asuntos económicos y de inversión, en tanto que el de EU le otorga prioridad al “diálogo de seguridad a nivel de gabinete” para discutir “una visión compartida” (que no existe, en realidad, pues se trata de dos enfoques diferentes y hasta contrapuestos) de la seguridad. El comunicado de la Casa Blanca fue más a fondo y señaló que “EU y México están comprometidos a trabajar juntos para reducir los homicidios y las muertes relacionadas con las drogas en ambos lados de la frontera y contrarrestar las fuerzas ilícitas que los impulsan”, y nada de ello aparece en la versión mexicana.

La visita de la vicepresidenta Kamala Harris fue, así, un diálogo entre desiguales, pero con el detalle de que la Casa Blanca rebajó a México a un asunto de la vicepresidenta y no de la Oficina Oval.

Zona Zero

  • Como la vicepresidenta tiene encargos diversos de su jefe el Presidente ya cansado y con poca capacidad de atención, los asuntos de México que asumió Kamala pasarán al tercer nivel de gabinete presidencial. Por tanto, en México el jefe del Estado en Palacio Nacional también tendrá derecho a encargar a sus secretarios atender a los americanos a ver qué quieren. Y todo por la falta de sensibilidad de Biden al negarse a otorgarle al presidente López Obrador el rango de jefe de Estado.

 

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

[email protected]

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh