“Queremos votar” gritaban en la Alcaldía Benito Juárez

Luis de 32 años y originario de Quintana Roo, platicó que él llegó “desde las 6:30 de la mañana y ya había gente y no había nada que dijera que no se podría votar ahí

“Queremos votar” gritaban en la Alcaldía Benito Juárez
Foto: Gabriela Esquivel Se quedan esperando. La casilla agotó sus mil papeletas después de las 18:00, varias personas no pudieron votar.

Más de 300 personas se quedaron sin poder votar en la casilla especial ubicada en la Alcaldía Benito Juárez, la cual además de largas filas, durante el día registró protestas de los electores foráneos que tras horas de espera se enteraban de que no podrían votar.

La sana distancia fue algo que se vio poco en esta casilla, pues la gente se juntaba a la entrada de la escuela donde estaba ubicada para pedir informes o exigir que les dejaran votar. “Queremos votar, queremos votar “, eran las consignas que se escuchaba a momentos.

El presidente de la casilla explicó: “estas elecciones estamos votando por diputados federales, y estos se presentan por circunscripciones, en este caso estamos en la de Tlaxcala, CDMX, Puebla, Guerrero y Morelos. En ese sentido no se puede votar por diputados que no corresponden”.

No obstante, reconoció que esa situación “estuvo mal comunicada, pero eso fue error directamente del INE, yo solo soy un funcionario de casilla. También se juntó mucha gente porque en internet mandaba a la gente directamente para acá. A eso pues se le suma que los sistemas no son computarizados y hay que escribir a mano letra por letra, además los protocolos de sanidad lo hicieron todavía más lento”.

Fernando Gómez, habitante de Tabasco de 71 años, comentó: “estuve formado 4 horas y media y nunca me dijeron que no iba a poder votar, sino hasta que llegó mi turno, lo que más me molesta es el boicot en las elecciones, el fraude tan evidente”, dijo.

“Se debe dar a conocer lo que está pasando porque no es normal. Nos están quitando nuestro derecho al voto. Yo estoy con el presidente y creo que lo hacen para perjudicarlo”.

Por su parte, Luis de 32 años y originario de Quintana Roo, platicó que él llegó “desde las 6:30 de la mañana y ya había gente y no había nada que dijera que no se podría votar ahí.

La información, dijo, la dieron hasta que abrieron la casilla, que por cierto abrió tarde y solo la daban a los que iban llegando a su turno.

“Yo no pienso irme de aquí hasta que no se haga valer mi derecho. Sé que los funcionarios nada tienen que ver pero quiero que venga alguien del INE a dar una explicación lógica de por qué no puedo votar”.

 

LEG