En 2015 se rompió con más de 30 años de la política del hijo único
Foto: Especial Este es el segundo gran cambio desde que el Partido Comunista Chino decidiera acabar con la política del hijo único en 2015  

Este lunes China anunció la relajación de sus medidas de planificación familiar. De esta manera en el país asiático permitirá a las parejas tener tres hijos, junto con medidas de apoyo.

De acuerdo con medios locales, las autoridades tomaron esta decisión para «mejorar la estructura poblacional», así como «responder de manera activa al problema del envejecimiento».

Según el censo poblacional del pasado 11 de  mayo elaborado cada diez años, China cuenta con casi 1.412 millones de habitantes, aunque el envejecimiento poblacional y la fuerte baja en la natalidad han hecho saltar las alarmas en Pekín.

En 2015, el Partido Comunista Chino puso fin a la política del hijo único y anunció que «todas las parejas» del país podrían tener hasta dos hijos, rompiendo así con la estricta y polémica política del hijo único que había regido desde 1979.

Entre algunas minorías étnicas ya era posible concebir tres hijos, algo que no se les aplicaba a los han, la etnia mayoritaria en el país, lo cual había provocado que muchas mujeres fueran forzadas a abortar por las autoridades o a pagar cuantiosas multas por incumplimientos, entre otras situaciones.

klcg