Aficionados de la Eurocopa en incertidumbre ante las medidas por la pandemia

“Es todo muy confuso. Lo único que sé es que los partidos se van a disputar… pero por el resto, nada de nada”, explicó Sébastien, un aficionado franco-alemán que trabaja como auditor financiero en Luxemburgo

Aficionados de la Eurocopa en incertidumbre ante las medidas por la pandemia
Foto: CORTESÍA EUROCOPA 2020 Estas mismas razones son las que han llevado a Nassim Tirèche, que viajó en el Mundial a Rusia con el grupo Irrésistibles Français, a renunciar

Aforos reducidos, reglas sanitarias cambiantes, incertidumbres: la pandemia va a acabar con el placer de los aficionados por organizar sus viajes durante la Eurocopa, si no logra directamente que renuncien a desplazarse por los problemas que origina.

“Es todo muy confuso. Lo único que sé es que los partidos se van a disputar… pero por el resto, nada de nada”, explicó Sébastien, un aficionado franco-alemán que trabaja como auditor financiero en Luxemburgo. Compró entradas en 2019 para el partido inaugural en Roma, para el Francia-Alemania, uno de los grandes partidos de la primera fase que se jugará en Múnich, así como para la segunda semifinal y la final en Londres.

“Desconozco si me tendré que hacer un test PCR, no sé si deberé estar vacunado, si podré ir a Londres sin cumplir una cuarentena, si el aforo será del 25, el 30 o el 50%… ni siquiera sé si podré hacer uso de mis entradas ya que he escuchado hablar de un sorteo”, enumera.

El programa inicial de Sébastien también incluía turismo. Ya el año pasado había reservado el avión Luxemburgo-Roma, después Roma-Múnich y para acabar Múnich-Luxemburgo, con sus correspondientes noches de hotel.

“Pensaba pasar unos días en Roma y Múnich. Lo he tenido que anular todo y las compañías aéreas no me han devuelto el dinero de momento”, critica.

– “Si no se puede cantar…” –

Pese a todos los problemas, tiene ganas de intentar ir, aunque “no será una Eurocopa ideal si no se puede cantar, si tenemos que tener la mascarilla en las gradas, si tenemos que respetar las distancias, si no podemos bebernos unas cervezas, si no se puede ir de bares después de los partidos…”.

Estas mismas razones son las que han llevado a Nassim Tirèche, que viajó en el Mundial a Rusia con el grupo Irrésistibles Français, a renunciar.

“Iba a viajar con los amigos con los que viajamos juntos habitualmente, pero lo he anulado todo, es demasiado complicado, he devuelto todas las entradas”, explica.

“No se sabe si los aficionados irán al estadio, que son los que dan ambiente. Si solo hay la mitad del aforo no será igual. También vamos por todos los extras: visitas lugares, encuentras gente. Si no puedes salir por la noche, no estás seguro de hacer encuentros”, lamenta Nassim.

Ni siquiera la Federación Francesa de Futbol (FFF) puede dar respuestas a las demandas de los aficionados de los ‘Bleus’ por falta de información. “Todo cambia constantemente”, resume el organismo. “La UEFA va y viene en función de la situación, no tiene certezas, pero tampoco se le puede achacar nada” porque la instancia depende de las decisiones tomadas por los gobiernos de los países de las doce ciudades que albergarán partidos del torneo continental.

LEG