México: fantasma de Trump fija decisiones de Biden

Carlos Ramírez

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Las declaraciones críticas del exembajador estadounidense trumpista Christopher Landau contra la estrategia mexicana de seguridad deben tener una lectura maliciosa:

–No hay embajador formal del Gobierno de Biden en México.

–La agenda México de la Casa Blanca la tiene la vicepresidenta Kamala Harris, en los tiempos que le quedan libres y sin arriesgar su perfil mediático.

–El enfoque agresivo y unilateral de las decisiones de EU de los últimos días provocó la renuncia de la exembajadora en México Roberta Jacobson al cargo de encargada de la frontera EU-México dentro del poderoso Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca.

–Y la vicepresidenta Harris ya envió mensajes perentorios a México y dicen en Washington que le “cantara las suyas” al presidente López Obrador en el encuentro virtual del 7 de mayo.

En este contexto, las declaraciones de Landau están más cerca a las intenciones de Biden, aunque sin que en el Despacho Oval hayan entendido que Landau tenía las simpatías mexicanas, pero no la sumisión, y que en los hechos a Trump no le importaban los cárteles mexicanos y prefería la relación directa con el presidente López Obrador. El Gobierno lopezobradorista publicó reglas de sometimiento de las agencias estadounidenses a controles mexicanos durante los últimos días de la gestión de Landau, sin que valieran sus tibias quejas.

Las líneas estratégicas de EU para la seguridad mexicana –persecución de capos y liquidación violenta de cárteles— no van a encontrar eco en Palacio Nacional. La tesis central de México hoy es la misma de siempre: los cárteles mexicanos del narco existen por la demanda de droga en EU y las redes de contrabando, distribución, venta y lavado de droga en territorio estadounidense está controlada por bandas mexicanas que entraron al país gracias a la corrupción y la complicidad de autoridades del Gobierno de Washington.

Si el aliado estratégico de la vicepresidenta Harris es Landau, entonces Biden debe preparase para el fracaso de su estrategia.

Zona Zero

  • En el gabinete de seguridad de Palacio Nacional no hay cambio de señal: seguirá prevaleciendo la estrategia de “construcción de la paz” y no se cambiará el rumbo a la guerra contra los cárteles”. A menos, dicen algunos, que EU combata primero el contrabando, el consumo y las bandas dentro de su territorio.

(*) Centro de Estudios Económicos, Políticos y de Seguridad.

[email protected]

www.seguridadydefensa.mx

@carlosramirezh

 

Más del autor