Las prisas en Morena

Adrian Trejo
Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La prisa que tiene Morena por legislar todos los asuntos importantes pendientes antes del 30 de abril, fecha en la que termina el actual periodo ordinario, tiene que ver con el hecho de que en su cuartel general no se sienten seguros de ganar la mayoría de la Cámara de Diputados el 6 de junio.

De facto, la actual Legislatura terminará con el periodo ordinario -pues aunque se instalará la Comisión Permanente, en esta no se discutirán temas de fondo-, por lo que la bancada guinda recibió la instrucción de apretar el acelerador.

Así que hoy se debatirá la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación que extiende dos años la presidencia del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, pese a que la minuta recibida del Senado no logró ser aprobada por la Comisión respectiva de los Diputados.

Se le dispensarán todos los trámites y pese a las voces en contra de Porfirio Muñoz Ledo y Pablo Gómez, entre otros, se buscará aprobarla “sin moverle una coma’’.

Se aprobará también la modificación a la Ley de Hidrocarburos que fortalece a Pemex como el principal abastecedor de petrolíferos en el país, es decir, fortaleciendo el monopolio pese a que ayer mismo, en redes sociales, la presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, escribió que la reforma “nos va a acabar costando carísimo a los mexicanos’’.

Palacios explicó que, con datos a 2020, “a pesar de que operan gasolineras de diversas marcas distintas a Pemex, éste es el principal mayorista (86.8% del mercado de gasolinas y 72.2% de diésel). Seguir protegiendo a Pemex así nos va a acabar costando carísimo a los mexicanos’’.

Poco y nada podrá hacer la oposición para frenar al grupo mayoritario y sus rémoras.

****

Alguien debió sugerirle a la senadora morenista María Merced González quedarse callada luego de haberse exhibido comprometiendo el interés del presidente López Obrador en las elecciones de Jalisco y Nuevo León.

Ayer la legisladora trató de aclarar que no se refería al presidente López, “sino al de Morena, Mario Delgado’’, lo cual, evidentemente nadie le creyó, por varias razones.

Ricardo Monreal no recibe instrucciones de Delgado, jamás; tiene línea directa con Palacio Nacional.

Monreal y Delgado, pese a las apariencias, son harina de dos costales distintos; traen pique entre ellos.

Así que a la senadora González sus asesores debieron haber hecho otro plan, porque eso de que se equivocó de presidente, ni en su bancada se los creyeron.

(Las risas no son grabadas).

****

Hablando de Nuevo León, el proceso electoral pasó al tema penal luego de que el candidato del PRI a la gubernatura, Adrián de la Garza, presentó una denuncia de hechos en contra de Samuel García, candidato de Movimiento Ciudadano.

La denuncia tiene que ver con el video que difundió de la Garza en el que se ve a García, entonces de 10 años, en la fiesta de cumpleaños de la hija de un conocido narcotraficante de la región, preso desde hace 20 años.

Está bien que el priista quiera aprovechar cualquier posible ventaja, pero ¿cómo podía Samuel García a esa edad saber que sus padres mantenían una relación de amistad con ese sujeto?

El candidato del partido naranja ha hecho, a lo largo de su carrera, bastantes disparates -por decir lo menos-, pero de eso a acusarlo de tener nexos con el narco por un video de cuando tenía 10 años, es otra cosa.

Por cierto, contra los pronósticos, el MC aventaja en la intención del voto en Nuevo León, uno de los estados que le interesa mucho al Presidente.

LEG

Más del autor