“No renunciaré como ministro de culto”: Onésimo Cepeda revisa si puede postularse como candidato a diputado

El presidente nacional de Fuerza Por México, Gerardo Islas, aseguró que Cepeda ya no es ministro en activo y por lo tanto tiene el derecho a votar y ser votado

“No renunciaré como ministro de culto”: Onésimo Cepeda revisa si puede postularse como candidato a diputado
Foto: Jefté Arguello La candidatura de Onésimo Cepeda se decidirá una vez que un equipo de expertos en derecho determinen si puede o no aspirar al cargo

La candidatura del exobispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, para una diputación local en el Estado de México se decidirá una vez que un equipo de expertos en derecho, que aseguró el religioso están trabajando en ello, determinen si puede o no aspirar a ese cargo, aunque aseveró que no renunciará a ser ministro de culto.

Sin embargo, el presidente nacional de Fuerza Por México, Gerardo Islas, aseguró que Cepeda ya no es ministro en activo y por lo tanto tiene el derecho a votar y ser votado.

En una conferencia en la que imperaron las contradicciones entre Cepeda y el líder de Fuerza Por México, éste afirmó que el religioso ya fue registrado en el Comité Directico Estatal como candidato a diputado local por el distrito 21, con cabecera en Ecatepec.

Pero el exobispo le reviró en su oportunidad que “te la pelas” porque él no iba a hacer campaña, y por lo tanto si contiende en el proceso electoral, sería para una diputación plurinominal y en primer lugar.

“No me voy a registrar en este momento, tengo un equipo de doctores en derecho canónico que tienen que estudiar el caso y también un grupo de doctores en derecho civil que tiene la obligación de revisar perfectamente el caso
“Si en los dos lados sucede que no tengo ningún inconveniente entonces ciertamente seré diputado, pero plurinominal, aquí, mi querido Gerardo, te la pelas, porque no voy a andar haciendo campaña”, dijo Cepeda.

Aseguró que no renunciará a ser ministro de culto como lo marca la Ley para poder acceder a un cargo de elección “porque sería tanto como cambiar mi progenitura por un plato de lentejas”.

“No voy a renunciar a ser ministro de culto, está usted loca”, le espetó a una reportera y agregó, “tú comprendes que ahorita tengo garantizado como obispo juzgar en el cielo las 12 tribus de Israel, ¿crees que el diputado me da eso?, pues no”.

Al final, Islas aclaró que esperarán al resultado del análisis que realiza el supuesto equipo de doctores en derecho canónico y derecho civil de Cepeda y al interior del partido para determinar si puede aspirar o no a la candidatura.

Cuestionado si será plurinominal o por mayoría relativa, dijo que lo mandarán a hacer campaña.

Fiel a su estilo, el religioso mencionó que las tres razones por las que aceptó la posibilidad de una candidatura es porque “quiero un México mejor, porque no pienso cobrar, y tercero y fundamental, porque estoy harto de tanto pendejo”.

Con un evidente deterioro nervioso que le impide controlar los movimientos de su rostro, Cepeda dijo que quiere ayudar a construir un gobierno sin mentiras, “sin tranzas, sin corrupción, un gobierno que se diga impoluto y salgan las corrupciones por todos lados”.

“Un gobierno que de veras nos defienda contra el crimen, yo creo que debemos hacer un gobierno que sea capaz de tener a todos los malhechores alejados de los ciudadanos”, dijo.

Cuando se le preguntó qué opinaba del presidente Andrés Manuel López Obrador respondió que no le daba la gana decirlo.

Al insistirle en que le mandara un mensaje al Ejecutivo Federal, se negó de nuevo “porque tú quieres cortarme el cuello antes de que comience siquiera a cacarear, no se vale”.

 

fahl