Enrique Alfaro se enreda con el regreso a clases en Jalisco

El gobernador ha anunciado más de una vez la reactivación presencial, pero ésta no se da

Enrique Alfaro se enreda con el regreso a clases en Jalisco
Foto: Cuartoscuro Ya son más de 11 meses desde que fue suspendida en las escuelas la actividad presencial

El regreso a clases presenciales en Jalisco es una pretensión multianunciada por el gobernador de Jalisco, que simplemente no llega y sólo ha creado confusión.

Desde el 16 de noviembre, Enrique Alfaro aseguró que la reactivación de las escuelas sería en enero, a pesar de las advertencias de especialistas sobre el riesgo que supone la actividad escolar en la transmisión de Covid-19.

El 2 de diciembre le puso fecha a la reactivación y proclamó que ésta sería el 25 de enero, aunque dijo que la determinación sería optativa y que estaría sujeta a un diagnóstico epidémico.

“Sabemos del daño emocional que ha significado para nuestros niños y jóvenes el haber dejado de asistir a las aulas.

Creemos que la salud emocional de nuestros niños y niñas es una prioridad para Jalisco”, expresó ese día.

No obstante sus consideraciones, organismos especializados, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, han advertido que las escuelas sí pueden constituir un foco de transmisión de Covid-19.

Así, frente al incremento de hospitalizaciones, el 15 de enero Alfaro Ramírez descartó el regreso presencial a las aulas el día 25, como se había planteado un mes y medio antes.

El 12 de febrero, el gobernador volvió a colocar el tema en la palestra y anunció una vez más que el regreso a clases presenciales sería en agosto.

“De una vez lo adelanto: sea como sea, contra viento y marea, vamos a regresar a clases presenciales en el mes de agosto”, manifestó.

Sin embargo, una semana después, el 19 de febrero, la Secretaría de Educación de Jalisco, que depende de su Gobierno, aseguró que los alumnos de educación básica podrán regresar a clases presenciales a partir del 1 de marzo, con esquemas mixtos y voluntarios de asistencia.

Ante la confusión que este anuncio generó entre maestros y padres de familia, horas más tarde el mandatario tuvo que salir a aclarar que el 1 de marzo no se autoriza el regreso presencial, sino que la decisión opcional se refiere a que las aulas podrán abrirse únicamente para regularizar a los alumnos con rezago educativo.

En este escenario, Jalisco superó este fin de semana las 10 mil defunciones por coronavirus, al contabilizar 50 muertes al cierre del sábado

 

LEG