Proyectos sexenales, zonas económicas especiales y el decreto de ínsulas

Alfredo Huerta Chabolla

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Las islas siempre han sido un capítulo aparte en el desarrollo de México de ayer y de hoy. Han estado separadas de los beneficios presupuestales y desintegrados de la vida política y económica del país. Algunas han sido utilizadas como “hubs petroleros”, otras como instalación carcelaria o como polo turístico.

Cozumel, tal vez el mejor ejemplo de “desarrollo insular”, vive en su gran mayoría del turismo, no solo el de los cruceros, o de los ferrys, sino de los buzos y ambientalistas de todo el mundo que han acudido con interés desde hace muchos años. Hoy, en medio de la pandemia, se encuentran en estado de desesperación.

Los organismos empresariales de aquella isla, frontera con el Caribe, se han puesto de acuerdo para alzar la voz ante el Presidente y hacer un llamado, un pedido urgente a que se promulgue un decreto especial para las islas en México, dicen ellos que como cualquier Zona Económica Especial, las mismas que desapareció justo mediante un decreto, cuando el jefe del Ejecutivo apenas se terminaba de acomodar en la silla presidencial.

El Sureste del país, busca en este sexenio encontrar eco suficiente para que las autoridades proyecten planes de desarrollo a largo plazo, independiente de todo lo político que involucra.

NYCE pisa fuerte en México y el mundo  

Normalización y Certificación NYCE, que dirige Carlos Pérez, ha sabido proyectarse a nivel nacional e internacional y junto a su equipo de colaboradores es reconocido por proveer servicios de pruebas de laboratorio, certificación de productos, procesos y servicios conforme a las Normas Mexicanas (MMX´s), Normas Oficiales Mexicanas (NOM´s) y normas internacionales, entre otros.

En sus 26 años de trayectoria figura en más de 80 sectores como electrónica, eléctrica, telecomunicaciones, tecnologías de la información, automotriz, alimentos, bebidas, medicamentos, dispositivos médicos y en la industria del Plástico y la Química, y como Organismo Nacional de Normalización (ONN), ha desarrollado más de 600 NMX´s, que decretan los requisitos mínimos de calidad de los productos y servicios que consumimos.

Su buen trabajo en la materia, ha acreditado a NYCE ante autoridades como la Secretaría de Economía de Tatiana Clouthier, que mediante su Dirección General de Normas al frente de Alfonso Guati Rojo, le autorizó a este organismo la posibilidad de elaborar NMX´s, para la industria de aparatos eléctricos de uso doméstico e iluminación con tecnología LED, esta tarea generará una mayor competitividad e innovación tecnológica en beneficio de los consumidores.

Por otra parte, entre los objetivos primordiales de Pérez Munguía y su equipo están el ofertar sus servicios en el extranjero y prueba de ello es que, desde el 2010 cuenta con su filial NYCE Asia en China con oficinas en Hong Kong y Shenzhen, mientras que en el mercado sudamericano cuenta con NYCE Colombia con sede en Bogotá, mediante la cual sus actividades de negocio son conocidas también en Ecuador. Se fusionó con la plataforma global QIMA de Sebastien Breteau, con sede en la ciudad de Hong Kong, la cual desarrolla sus operaciones en más de 85 países ampliando su gama de servicios en México, Sudamérica, Europa y Asia.

Normalización y Certificación NYCE fue fundada en 1994 por un grupo de emprendedores, entre ellos, representantes de las principales marcas de tecnología como HP, IBM, Motorola, Telmex, Panasonic, Dell y Sony, para posteriormente convertirse en un organismo de certificación e inspección de productos y servicios, conforme a las NOM´s, para muy diversos sectores.

                                                                                                                                               @1ahuerta