Arrestan al medallista Olímpico Scott Miller, es acusado de encabezar una organización criminal

El exnadador australiano fue detenido en su casa ubicada en el suburbio de Rozelle, de la ciudad Sydney, de acuerdo a los informes de la policía

Arrestan al medallista Olímpico Scott Miller, es acusado de encabezar una organización criminal
Foto: AFP Para los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, Miller llegaba como la carta fuerte de la natación australiana y no decepcionó

Scott Miller, medallista en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, fue detenido luego de que se le incautaron metanfetaminas por un valor aproximado de 1.32 millones de euros y acusarlo de encabezar una organización criminal.

El exnadador australiano fue detenido en su casa ubicada en el suburbio de Rozelle, de la ciudad Sydney, de acuerdo a los informes de la policía. En enero pasado, la autoridades ya habían encontrado metanfetaminas ocultas en ocho velas en el mismo lugar. Además del atleta, otra persona de 47 años también fue detenida en el marco de la misma causa y se sustrajeron un kilo de heroína, otras drogas y dinero en efectivo en las dos detenciones.

“Otros trabajan bajo sus instrucciones. No se trataba de una operación pequeña. Estaban bien organizados y bien financiados”, fueron las palabras que utilizó John Watson, detective de la policía al anunciar a Miller como cabecilla de la organización. La investigación también determinó que tanto el exnadador como su compañero distribuían las drogas en Sydney con destino al estado regional de Nueva Gales del Sur.

Scott Miller es recordad como un prodigio del agua, pues en 1994 se dio a conocer mundialmente, ya que con solo 19 años brilló en los juegos de Commonwealth y tan solo un año más tarde, se hizo campeón del mundo en los 200 metros mariposa.

Para los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, Miller llegaba como la carta fuerte de la natación australiana y no decepcionó. En la prueba de los 100 metros mariposa, implantó una nueva marca mundial al cronometrar 52,89 segundos en la prueba de clasificación, aunque en la lucha por las medallas, fue el ruso Denis Pankratov quien se adjudicó el oro, fue Miller una figura sobresaliente al quedar con el metal argento.

Además, en las prueba por equipos, él y sus compañeros se metieron al podio del relevo 4×100 combinado y al final junto a Phil Rogers, Michael Klim y Steven Dewick, presumieron la presea de bronce.

Sin embargo, su declive fue como su ascenso: meteórico. El Instituto del Deporte local lo despidió por reincidir en faltas como perderse sesiones de entrenamiento y, en 1997, dio positivo a un control de dopaje por consumir marihuana. Fue suspendido por la Federación Internacional de Natación (FINA) y en 1998 volvió a la actividad, y aunque formó parte del equipo denotación para los Olímpicos de Sydney y Atenas, no estuvo en ninguna de las justas.

Ahora Scott Miller vive una etapa de penumbras con varios antecedentes criminales en su historial y este último que lo estaría condenando a paso un buen tiempo en prisión.

LEG