Gran Bretaña abandonaría la UE sin acuerdo sino cambia su enfoque en comercio tras Brexit

A menos de dos semanas de que Gran Bretaña abandone la órbita de la UE, ambas partes están pidiendo a la otra que se mueva para lograr un gran avance después de nueve meses de conversaciones y salvaguardar de aranceles y cuotas el comercio de bienes

Gran Bretaña abandonaría la UE sin acuerdo sino cambia su enfoque en comercio tras Brexit
Foto: Reuters "Desafortunadamente, la UE todavía está luchando por obtener la flexibilidad necesaria de los Estados miembros y continúa haciendo demandas"

Gran Bretaña completará su salida de la Unión Europea a fin de año sin un acuerdo comercial a menos que el bloque cambie sustancialmente de posición, dijo el sábado una fuente del gobierno británico, en momentos en que se acaba el tiempo para evitar un final turbulento del Brexit.

A menos de dos semanas de que Gran Bretaña abandone la órbita de la UE, ambas partes están pidiendo a la otra que se mueva para lograr un gran avance después de nueve meses de conversaciones y salvaguardar de aranceles y cuotas el comercio de bienes.

Desde que Gran Bretaña abandonó la UE en enero, las conversaciones se han paralizado en gran medida por dos temas: los derechos de pesca del bloque en aguas británicas y la creación de un llamado campo de juego nivelado que proporcione reglas de competencia justa para ambas partes.

Queda poco tiempo. Ambas partes necesitan que sus parlamentos aprueben cualquier acuerdo, y con las conversaciones en sus etapas finales, se espera que cualquier conclusión probablemente llegue antes de Navidad.

“Necesitamos llegar a un acuerdo correcto y basado en términos que respeten lo que votó el pueblo británico. Desafortunadamente, la UE todavía está luchando por obtener la flexibilidad necesaria de los Estados miembros y continúa haciendo demandas que son incompatibles con nuestra independencia”, aseguró la fuente.

“No podemos aceptar un acuerdo que no nos deje en control de nuestras propias leyes o aguas. Seguimos probando todos los caminos posibles hacia un acuerdo, pero sin un cambio sustancial de la Comisión nos iremos bajo los términos de la OMC (Organización Mundial de Comercio) el 31 de diciembre”.

El primer ministro Boris Johnson, la cara de la campaña británica de 2016 para abandonar la UE, ha dicho durante mucho tiempo que no puede aceptar ningún acuerdo que no respete la soberanía del país, un objetivo que estuvo en el centro de su elección el año pasado.

Pero la UE está igualmente decidida a proteger su lucrativo mercado único y quiere evitar que Londres se asegure lo que considera lo mejor de ambos mundos: acceso preferencial al mercado con la ventaja de establecer sus reglas.

Muchas empresas temen que una falta de acuerdo sobre el comercio de bienes podría sacudir a los mercados financieros, dañar las economías europeas, complicar las fronteras e interrumpir las cadenas de suministro.

 

TFA