4T presenta manual de ética para corruptos

Se trata de la “Guía Ética para la Transformación Moral”, producto final de lo que hace dos años el entonces Presidente electo anunció como proyecto de Constitución Moral

Foto: Especial
“Hay no sólo una crisis de bienestar material sino una crisis por pérdida de valores, culturales, espirituales”, argumentó
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

Al darle lectura a 20 principios de moral y ética que sellan la cuarta transformación, los cuales están basados en los ideales del Presidente, La Mañanera se tornó cual misa con ‘misal’ incluido para cada integrante.
Apenas salió el sacerdote al altar … Bueno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador al Salón Tesorería, sede de la conferencia, personal de comunicación social comenzó a repartir entre los reporteros y asistentes el manual que consta de 26 páginas, empastado en verde y con el logotipo oficial del Gobierno de México.
Se trata de la “Guía Ética para la Transformación Moral”, producto final de lo que hace dos años el entonces Presidente electo anunció como proyecto de Constitución Moral.

Fueron seis redactores los que plasmaron las ideas surgidas tras la realización de 50 foros, 13 mesas de diálogo, donde participaron iglesias, escuelas y organizaciones civiles, y 450 propuestas recibidas por Internet, las cuales –casual- concluyeron en frases del mandatario o citadas por él.

Entre esas: “No se debe enfrentar el mal con el mal”, “no mentir, no robar y no traicionar”, “al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie”, “el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”, “los compromisos ser cumplen”, “primero los pobres”, etc.

“Hay no sólo una crisis de bienestar material sino una crisis por pérdida de valores, culturales, espirituales. Se presentó en los últimos tiempos todo un proceso de degradación de la vida pública. Para enfrentar esta degradación, no basta con acciones que mejoren las condiciones materiales, también es importante fortalecer los valores, procurar el bienestar material y el bienestar del alma, y por eso se habló de una república amorosa, se habló de la felicidad como fin último del Gobierno, y se habló de tener una Constitución Moral”, destacó el mandatario.

Bajo ambiente de solemnidad, comenzó la lectura de los 20 principios con los redactores, primero fue Enrique Galván, luego vino la segunda lectura con el titular de la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales, José Agustín Ortiz Pinchetti, cuyo bastón que tiró el vocero Jesús Ramírez, por descuido al internar cambiarse de lugar, le robó atención.

Luego hubo una tercera, cuarta y hasta quinta lecturas que consumieron casi 40 minutos de la conferencia, las cuales continuaron los otros redactores Pedro Miguel, Jesús Ramírez y Verónica Velasco, respectivamente.

De esos 20 principios, destaca el del amor. “Sé una persona amorosa, desde tu cama y tu mesa, hasta la fraternidad universal”.

Podrías leer: Amparos contra termoeléctrica de Morelos están resueltos; quedará concluida en un mes: AMLO

De la redención: “Los criminales y corruptos pueden redimirse por medio de la reflexión, la educación, incluso terapia, psicológica, sin renunciar, a la posibilidad de sanciones como privación de la libertad”.

A un día de que se expusieran cifras de violencia contra la mujer, destacó el principio del perdón: “Pide perdón si actuaste mal y otórgalo si fuiste víctima de maltrato, agresión, abuso o violencia”.

El documento será repartido entre los ocho millones de beneficiarios de la pensión para adultos mayores.
El formato de misa se rompió con la ronda de preguntas y respuestas. En ésta, se le cuestionó al Presidente respecto de que el Frente Nacional AntiAMLO lo comparó con Victoriano Huerta y Maximiliano de Habsburgo: “¡Zafo!”, respondió, causando algunas risas entre los presentes.

La ronda de preguntas también le trajo karma al Presidente, pues así como sus exposiciones se extienden, no faltó el reportero que tardó 10 minutos en plantearle una problema, y esta vez el mandatario sí denotó un dejo de dispersión y desesperación, así que la respuesta fue echarle la bolita al secretario de Marina, Rafael Ojeda, para que atendiera el caso.

 

DAMG

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS