Tecnología, detonador estratégico para los sectores de consumo, movilidad y seguridad

Juan Manuel Torres Esquivel
Juan Manuel Torres Esquivel

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.


Apenas el mundo cumplió un año desde que en China por primera vez se detectara a un infectado por Covid-19. Desde ese día, el mundo ha cambiado estrepitosamente, las sociedades modernas tan acostumbradas a la movilidad, a la hiperconexión, a la globalización tuvieron que hacer un gran esfuerzo para cambiar su visión y hacer un freno. Las grandes ciudades como Nueva York, Madrid, Londres, Pekín, Tokio y la Ciudad de México, decretaron un periodo de cuarentena y solicitaron a sus ciudadanos quedarse en casa. No sólo por el bien de sus familias, sino también por la salud de todos.

Pese a la cuarenta prevista por el gobierno, hubo sectores y personas que no pudieron hacer dicha pausa. Uno de estos sectores fue el consumo. Empresas como Amazon y Uber han tenido importantes crecimientos debido al creciente uso de sus plataformas por parte de los usuarios. De acuerdo con un estudio de Forbes, el crecimiento del sector durante los primeros meses de la pandemia fue de casi 300%. La rutina de muchos mexicanos cambió por completo y estas empresas supieron llenar las necesidades de los consumidores. No obstante, con este nuevo auge también llegan nuevos retos para la industria y para todos los actores involucrados.

Los servicios de delivery han armado sistemas de entrega completamente automatizados y con un amplio poder de alcance a gran parte de las urbes del país, pero aún existen importantes retos, principalmente en materia de sustentabilidad. Una escena “normal” hoy en día es ver toneladas de cartón apilandose en muchas zonas de la Ciudad de México y el área metropolitana. Esto debido a que tanto las empresas de delivery como los negocios (restaurantes, tiendas departamentales u otros) aún no están pensando 100% en la sustentabilidad de las ciudades. Por ello, el reto es enorme sobre todo en ciudades como las mexicanas.

Este reto no sólo depende del gobierno, sino también de la iniciativa privada que debe pensar en soluciones que le permitan llevar los productos solicitados a sus clientes sin la necesidad de generar tanta basura. Cornershop parece estar haciendo un gran trabajo en este sentido, utilizando bolsas biodegradables en sus entregas, sin embargo, el esfuerzo aún es pequeño si lo comparamos con la cantidad de cartón y plástico que otros utilizan para los mismos.

Otro de los retos que enfrenta la industria parece que está en su capital más valioso, la gente. El capital humano en las plataformas digitales de distribución ha enfrentado varios retos desde su creación. Hoy el reto de la pandemia y el contacto que tienen con los víveres de millones de personas que hacen uso de su plataforma, obliga a las empresas a generar esquemas de seguridad tanto para repartidores como clientes. No sólo con protocolos adecuados para el manejo de los paquetes, sino también con una cultura de precaución e higiene.

Asimismo, la seguridad urbana tiene que ser primordial para que las ciudades prosperen como la Ciudad de México, por lo que deben ofrecer a todos los habitantes más oportunidades y una mejor calidad de vida, lo que es clave para el desarrollo social y económico. No obstante, esta labor requiere de la participación activa entre autoridades, el sector privado y la sociedad para articular esfuerzos y hacer frente a un entorno cada vez más complejo.

En este sentido, y aún más en estos tiempos de incertidumbre, resulta indispensable sentar las bases de discusión sobre la colaboración público-privada como herramienta para afrontar de manera conjunta retos de seguridad y movilidad ciudadanas, a través de iniciativas que buscan la coordinación entre el uso de tecnologías innovadoras.

A un año de la aparición de este nuevo coronavirus, el mundo se adapta a una nueva normalidad en la que, más que nunca, ahora debemos buscar formas accesibles, seguras y confiables para desplazarnos a nuestros destinos. Es indispensable que las ciudades cuenten con una red de transporte diversa e interconectada en línea con las necesidades del contexto actual, esto incluye tanto al transporte público como al privado.

Por todos estos retos y oportunidades que el sector ha traído a México, es que celebro que el próximo 1 de diciembre se realice el evento “Ciudades en Movimiento”. En este evento organizado por Uber, la iniciativa privada y el sector público tendrán la oportunidad de entablar un enriquecedor intercambio de ideas para encontrar las soluciones a estos retos que he planteado así como otros. Asimismo, expertos en diversas materias como medio ambiente, seguridad, movilidad y tecnología tendrán la oportunidad de plantear las soluciones más creativas a los retos que enfrenta la industria. Enhorabuena para este evento y que continúe el diálogo de ideas.

 

 

AR