PIE: BAJO EL AGUA. En Tabasco se estima que hay más de 60 mil personas afectadas.

Decenas de miles de damnificados dejaron en Tabasco y Veracruz las torrenciales lluvias que han caído en ambos estados.

El paso del frente frío 11 provocó inundaciones en calles y casas, dejó autos bajo el agua e incomunicados a gran parte de los habitantes.

Jorge Mier y Terán Suárez, coordinador del Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco, estimó en 60 mil las personas afectadas, pero indicó que los datos aún son preliminares, puesto que se van agregando informes de más municipios.

“Estamos trabajando con equipo de bombeo, la mayoría de personas evacuadas están en albergues”, dijo a un noticiero radiofónico.

Al igual que en Tabasco, en Veracruz la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) activó el Plan DN-III-E en apoyo a la población, en este último estado luego de las inundaciones provocadas por el desbordamiento de los ríos Uxpanapa y Aguadulcita.

En los municipios de Agua Dulce, Cuichapa, Las Choapas y Uxpanapa, cientos de habitantes fueron evacuados al inundarse sus casas.

Este martes, el frente frío 11 se mantendrá como estacionario sobre el sureste y la Península de Yucatán. Generará lluvias intensas en Chiapas y Oaxaca, muy fuertes en Quintana Roo, Tabasco y Veracruz, y fuertes en Campeche, Puebla y Yucatán.

La masa de aire frío asociada al frente ocasionará ambiente muy frío con heladas matutinas en los estados del norte y centro del país.

leg