Los pronósticos del Presidente: una atenta solicitud

Julio Patán

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Ok, no le atinó al crecimiento de la economía, por un ligero margen: de más cuatro a menos 10, o sea, 14 puntitos. Salvo que tengan razón algunos economistas resentidos porque perdieron sus privilegios y la caída alcance un menos 12…

Tampoco le atinó a lo de la pandemia: casi 90 mil muertos, con lo del rebrote rarísimo que no va a venir luego de que termine el brote original (en México somos únicos hasta para las pestes, supongo que por nuestra riqueza cultural), luego de que habíamos domado al virus y aplanado la curva como por mayo, y a pesar de que, según nos informó usted, somos un pueblo “obediente” que puede enfrentar a la pandemia vía la autogestión, onda los japoneses de Mesoamérica.

Tampoco estuvo muy preciso con lo de que los medicamentos para el cáncer ya vienen en camino y ¡bum!: todos perfectamente curados en un tronar de dedos, sin desabastos ni mentiras de esas que promueven los sepulcros blanqueados.

Tampoco parece que venga muy bien perfilado lo de la otra curva que íbamos a domar en seis meses: la de la inseguridad. Habrá notado que arrecian los tiroteos. En este orden de cosas, parece que tampoco tuvo muy ajustada la mira con lo del fin del huachicoleo.

Da la impresión, asimismo, de que la gira arqueológica de la doctora Beatriz Gutiérrez Muller tampoco va a traducirse en un aluvión de piezas regresadas a la patria para celebrar en 2021. Inexplicablemente, parece que los dignatarios europeos y el papa Francisco, que como sabemos son fifís, no tienen que digamos una gran confianza en que las piezas regresen sin lamparones de aguacate o raspones mientras las trasladan en pipas de Pemex, en ciertos casos, o en que regresen y punto, en otros.

Sin olvidar que, de momento, tampoco la traída de Emilio Lozoya parece habernos inundado de evidencias inculpatorias contra el PRIAN.

Así pues, Señor Presidente, entenderá que no confíe uno tanto en sus dotes para la predicción, salvo –y este es mi punto– en un ámbito: el de los deportes. ¡Le acertó a lo de los Dodgers! ¡Exorcizó al equipo y le dio el campeonato luego de décadas! Lo que me lleva a hacer una atenta solicitud: ¿pronosticaría la victoria del Cruz Azul? Creo que hablo por muchos, no nada más por su servidor, cuando digo que ese triunfo, por sí solo, bastaría para rescatar un sexenio. Ande, señor Presidente: concédanos esto. Su inscripción con letras de oro en las paredes de la historia está servida.

Como sea, reciba un saludo fraternal de este aficionado a la Máquina… y a los Yankees.

 

                                                                                                      @juliopatan09