Derrota a la vista

Juan Francisco Castañeda

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Definitivamente ha estado pensado solo en su partido, en el día a día, intentando eludir las derrotas con promesas para mañana.

Está pensando en encontrar el camino, en medio del lío en que lo ha metido Morena, el partido que fundó.

Y es que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya conoce la clave de la derrota, donde ya estuvo más de una vez.

Morena no está negociando de buena fe y el Presidente no puede mantener retenido a nadie contra su voluntad.

Aumenta la presión y se abren muchos escenarios.

El ala dura de su propio partido se ha empeñado en evidenciar que el Gobierno ha fallado en su estrategia.

El Presidente sabe que en este momento los del ala dura en Morena no están convencidos, y a ellos un mensaje:

Un partido político, cualquiera, si no tiene principios, si no tiene ideales, si no piensa en el pueblo, en luchar por causas justas no es más que una franquicia, un mecanismo para que ambiciosos vulgares se encaramen en cargos públicos sólo para su provecho, ya sea en lo político porque desean ostentar poder o provecho económico”.

Sabe el Presidente que le asestaron golpes bajos.

Y que no se confundan los dirigentes, no debemos nosotros confundirnos, es el pueblo el que manda, es el pueblo el que decide y no nos podemos desprender de eso, eso es lo fundamental, no puede haber divorcio entre dirigentes, entre gobernantes y el pueblo, como era antes. Entonces, no es para Morena, es en general este punto de vista de que ya al carajo con el oportunismo”.

Es difícil saber qué más puede hacer y si hay alguna solución para salir del impasse y ante ello la última llamada al orden.

Y se hacen las encuestas y se le pregunta a la gente: si fuesen las elecciones ¿por qué partido votarías? y ese partido está hasta arriba; o sea, es mucho pueblo para tan poco dirigente, con todo respeto, porque no hay dirección, hay un desbarajuste; sin embargo, el pueblo tiene otra idea. Ojalá y los dirigentes estén a la altura del pueblo, eso sería mejor”.

A pesar de las promesas de buena voluntad hasta ahora lo que hay es un no acuerdo.

¿Cuenta el Presidente en este momento con suficiente respaldo?

Por si cabían dudas sobre su futuro el Presidente aclara:

para que no estén pensando que son indispensables, insustituibles. Afortunadamente Morena es pueblo. Ya cierro el paréntesis”. 

Pero al mismo tiempo se corre el riesgo de perder.

La única duda estriba en si la derrota será abrumadora.

                                                                                                                     [email protected] 

                                                                                                                              @jfcastaneda9

Más del autor