El japonés Shiraishi Takahiro, mejor conocido como el «Asesino de Twitter«, ha aceptado que desmembró y mató a nueve personas que contactó a través de esta red social.

Este miércoles, el joven de 29 años declaró todos sus delitos en la sucursal de Tachikawa del Tribunal del Distrito de Tokio.

Pese a esto, la defensa apeló por una sentencia contra el joven, pues al parecer, todos sus actos fueron hechos con aprobación de las víctimas durante el 2017.

Pues los jóvenes, ocho mujeres y un hombre de entre 15 y 26 años, habían planteado sus deseos de morirse a través de sus cuentas de Twitter.

Por esta razón, los cargos contra el «Asesino de Twitter» serían no por homicidio, sino por homicidio con consentimiento.

PAL