¿Realmente le importan al Presidente los delitos contra las mujeres?

Omar Sanchez de Tagle

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Luego de que el 1 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró durante su segundo informe que “casi todos los delitos” disminuyeron respecto a 2018, entre ellos el feminicidio, y que el pasado viernes dijera que su Gobierno está garantizando la protección de las mujeres para que no haya feminicidios, se confirmó lo que ha señalado en reiteradas ocasiones, él tiene otros datos.

Las cifras oficiales, es decir, las que revela el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que son las proporcionadas por las fiscalías y procuradurías de todo el país, demuestran que López Obrador deliberadamente miente o que su equipo cercano y el mismo secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, lo engañan cada mes para que siga dando cifras alegres durante sus conferencias matutinas.

Si el Presidente se queja de la cantidad de columnas de Opinión que no comulgan con sus datos y le hacen señalamientos directos sobre el manejo que le da a la crisis de seguridad y violencia, alguien de sus cercanos debería decirle que revisara las cifras oficiales para que se diera cuenta que los delitos que más afectan a la población continúan al alza, pero sobre todo, para que deje de asegurar que su Gobierno protege a las mujeres y que hace lo posible para frenar los feminicidios.

“Todos los días, como lo he venido repitiendo, estamos garantizando la protección de las mujeres, que no haya feminicidios, es nuestro trabajo, garantizar que el principal de los derechos humanos, el derecho a la vida”, dijo López Obrador.

Tras destacar que por primera vez en la historia una mujer es secretaria de Gobernación, institución que asegura, se ha transformado en defensora de los derechos humanos y en particular del derecho de las mujeres y de las víctimas de la violencia, sostuvo que por convicción, seguirán “protegiendo, defendiendo a las mujeres y combatiendo el feminicidio”, tema que aprovechó para darle otro recargón a los medios de comunicación que asegura, “están molestos porque se dedicaban a robar, a saquear, los corruptos, pues también se disfrazan de feministas cuando no lo son”.

El Presidente volvió a utilizar el tema de las mujeres para asegurar que hay “gente infiltrada” que está en contra de su Gobierno. “Que utiliza lo del feminismo para atacarnos, gentes (sic) muy conservadoras inclusive. Tenemos información de lo que les estoy diciendo, pero precisamente por respeto y por dignidad a las mujeres no nos metemos en este tema. Y sí, libertad plena a las mujeres”.

El pasado 23 de septiembre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer las estadísticas preliminares de los homicidios registrados durante 2019. Las estadísticas revelan que el año pasado se registraron 36 mil 476 homicidios, lo que representa un promedio de 99 diarios. Esto es, una razón de 29 homicidios por cada 100 mil habitantes.

López Obrador presume una disminución de delitos durante este año comparado con el 2019, sin embargo, el mismo INEGI advierte que debido a la emergencia sanitaria causada por el virus SARS-CoV-2 que produce Covid-19, la cual tuvo impacto en la recopilación y procesamiento de la información de las defunciones, en este año la difusión de cifras preliminares de homicidio, registrados en 2019, se reprogramó de julio a septiembre. No obstante, la publicación de las cifras definitivas se mantiene en la fecha programada (29 de octubre), con la difusión del total de defunciones registradas en 2019.

La disminución de los delitos a la que pudiera referirse López Obrador, podría ser por la reducción de las carpetas de investigación de algunos delitos, que fue por el aumento de los casos no denunciados o no investigados por la autoridad como lo señala el Observatorio Nacional Ciudadano.

Esto es, que las víctimas de los delitos no acudieron a denunciar por temor a contagiarse de Covid-19 y la menor capacidad de atención en las agencias del Ministerio Público. Sin embargo, es preciso señalar que los delitos más violentos y aquellos relacionados con la delincuencia organizada siguieron creciendo, de enero a agosto 2020 las víctimas de homicidio doloso crecieron 1.50% y las de feminicidio 2.22%; el narcomenudeo creció 8.70%; la trata de personas 0.74% y la violencia familiar 0.81% comparado con el mismo periodo de 2019.

                                                                                                                                                                             @osdtagle

Más del autor