Claudia Sheinbaum hizo un llamado a la ciudadanía a no acudir a plazas de las alcaldías, este próximo 15 de septiembre

A pesar de que la organización de las dos celebraciones del Grito de Independencia que ha realizado la 4T se han contratado por adjudicación directa a la misma proveedora, Yazmín Adriana Bolaños López, ha implicado un “evidente ahorro” que dista del gasto realizado por la administración de Enrique Peña Nieto, justificó la Coordinación de General de Comunicación Social y Vocería de la Presidencia de la República.

Lo anterior luego de que 24 HORAS publicó que la proveedora citada tiene 20 contratos ganados por adjudicación directa con administraciones morenistas, que le han implicado ganancias por 62.5 millones de pesos, de los cuales 10 han sido con la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador; es decir, 46 millones de pesos .

A través de una tarjeta informativa, la Coordinación destacó que los gritos de 2019 y 2020 tuvieron un costo con IVA de 10 millones 718 mil 852 pesos y 14 millones 744 mil 110 millones de pesos, respectivamente; en contraste con los 20 millones 969 mil 992 pesos y 20 millones 598 mil 325 pesos que tuvieron los gritos de Peña Nieto en 2018 y 2017, respectivamente.

Sobre la vía de obtención del contrato, indicó que son adjudicaciones directas por “seguridad nacional”, se presentan tres cotizaciones y se elige el precio más bajo, como está establecido en el artículo 41 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Sin embargo, aunque también se pidió la justificación de las adjudicaciones directas para otros eventos del Presidente (como informes o actos conmemorativos), la tarjeta informativa no incluyó información.

Al área también se le cuestionó si la proveedora tenía algún vínculo con el gobierno o el partido Morena, del que emanó el Presidente, a lo que respondió que se desconoce la información.

LEG