La Organización Mundial del Comercio (OMC) falló el martes que Estados Unidos violó las reglas comerciales globales al imponer aranceles por miles de millones de dólares en el marco de la guerra comercial del presidente Donald Trump contra China, un fallo que desató la ira de Washington.

El país norteamericano argumenta que los aranceles impuestos hace dos años sobre bienes chinos por valor de más de 200 mil millones de dólares estaban justificados porque Pekín estaba obligando a que las compañías transfirieran su propiedad tecnológica e intelectual.

No obstante, un panel de tres personas de la OMC dijo que los gravámenes estadounidenses violaron las reglas comerciales porque se aplicaron solo a China y fueron superiores a las tasas máximas acordadas por Estados Unidos. Asimismo, el panel indicó que Washington no explicó de forma adecuada por qué sus medidas eran una excepción justificada.

«El reporte de este panel confirma lo que la administración Trump lleva cuatro años diciendo: la OMC es totalmente inadecuada para detener las dañinas prácticas tecnológicas de China», dijo el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, en un comunicado.

/Archivo , por lo que espera que Washington haga lo mismo.

Estados Unidos puede apelar el fallo, pero esto dejaría el caso en un vacío legal, ya que Washington ha bloqueado el nombramiento de jueces al organismo de apelación de la OMC, impidiendo que se reúna al número mínimo para escuchar los casos.

El panel recomendó a Estados Unidos que coloque sus medidas «en conformidad con sus obligaciones», al tiempo que animó a ambas partes a trabajar para resolver la disputa general.

«(…) Las partes tienen tiempo para hacer sus evaluaciones mientras avanzan los procedimientos, así como para analizar las oportunidades de alcanzar soluciones mutuamente acordadas y satisfactorias», agregó.

 

EFVE