Foto: Cuartoscuro / archivo "Serán madres, padres y familiares del estudiantado quienes sigan ejerciendo el rol de guardianes hogareños de la educación, que ya habían iniciado desde el semestre previo": Guillermo Orozco  

Sin consultar a los padres de familia y maestros, sobre quienes recaerá la responsabilidad educativa hasta que se retomen las clases presenciales, a partir de este lunes al menos 30 millones de estudiantes desde preescolar hasta bachillerato, iniciarán el ciclo escolar 2021-2021 por televisión.

La cátedra de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Alfabetización Mediática, Informacional y Diálogo Intercultural (AMIDI) de la Universidad de Guadalajara (UDG), a través de un análisis del investigador emérito Guillermo Orozco, alerta que podría fallar la estrategia educativa implementada ante la emergencia sanitaria.

Para el investigador, la televisión es un medio masivo por el que se transmiten y recepcionan mensajes, por lo que para que los alumnos tengan un aprendizaje, los contenidos transmitidos en el plan del Gobierno deben estimular y provocar la reflexión de los niñas y niñas.

«De no ser así, lo único que resuelve el uso de la televisión para enviar contenidos educativos, es una amplia cobertura, no un aprendizaje. Esta ilusión educativa, sin embargo, hará que el Gobierno sienta que cumple su función. Especialmente la SEP que, con el hecho de contratar a los medios para que transmitan unos contenidos, parece sentirse complacida y cumplir su función».

Orozco señala que el plan continuará con el modelo educativo de años: alcanzar la mayor cobertura de enseñanza pero no de aprendizaje, sólo con la diferencia que los contenidos llegarán hasta los hogares por medio de la televisión.

El modelo que prioriza la televisión es «realmente inédito, sorpresivo, insólito, apresurado también pero, sobre todo, excluyente de los educadores y educadoras reales -los maestros y maestras- y, más aún, del alumnado al que va dirigido».

De hecho, el inicio de clases por televisión se enfrentará su primer obstáculo con el gremio magisterial, debido a que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mayoría en Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Chiapas, anunció que sus maestros no regresarían a trabajar bajo el formato que propone la SEP.

Los maestros disidentes anunciaron que preparan movilizaciones en diversos estados para exigir a las autoridades que además del plan de clases por televisión, se tomen en cuenta otras estrategias de aprendizaje.

En el caso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que aglutina a la mayoría de maestros, no han existido quejas de que no podrán reformar sus actividades laborales a partir de este lunes.

FRASE
«Serán madres, padres y familiares del estudiantado quienes sigan ejerciendo el rol de guardianes hogareños de la educación, que ya habían iniciado desde el semestre previo»
Guillermo Orozco
Investigador

LEG