Iniciará producción de mil respiradores artificiales desarrollados en México (+video)

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que los respiradores artificiales llevarán el nombre de Gatsy y Ehécatl-4T, con lo que se busca generar soberanía digital y eficientar los recursos
FOTO: CUARTOSCURO
Destacó que los prototipos son “un trabajo de los científicos del Conacyt en colaboración con otros investigadores del país”
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

El Gobierno federal presentó dos prototipos de ventiladores mecánicos (respiradores artificiales) desarrollados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), los cuales comenzarán a producirse para atender la epidemia de Covid-19.

Durante la conferencia mañanera se mostraron los prototipos y el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “se logró producir un ventilador con tecnología mexicana, un ventilador hecho en México, lo que va a significar ser autosuficientes en este equipo que es básico. No teníamos estos equipos y gracias a la solidaridad internacional se pudieron conseguir”.

Destacó que los prototipos son “un trabajo de los científicos del Conacyt en colaboración con otros investigadores del país y también de empresas extranjeras que se están sumando y que han hecho posible que se tenga este equipo para que no falte en los hospitales”.

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que los respiradores artificiales llevarán el nombre de Gatsy Ehécatl-4T, con lo que se busca generar soberanía digital y eficientar los recursos.

A su vez, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, detalló que cada prototipo tendrá una producción inicial de 500, con una inversión de 258.9 millones de pesos.

 

 

Cada ventilador tendrá un costo unitario de 200 mil pesos, y de acuerdo con la directora del Conacyt: “Son dos modelos. Uno 100% del Estado mexicano, con una patente, la primera en este tipo de equipo, de patente estatal, el Ehécatl 4T; el otro, en colaboración con la empresa Dydetec, Gätsi, también un equipo de alta especialidad. Ambos comparten un alto grado de seguridad biomédica, de calidad, de sensores de control, ventilación controlada por presión y volumen, fácil limpieza”.

a funcionaria relató que “lo más sobresaliente de esto es que logramos en cinco meses lo que generalmente dura o tarda entre tres y cinco años para desarrollarse”.

Para Álvarez-Buylla “soberanía científica y la independencia tecnológica es la forma de responder de este Gobierno a los retos. Estamos viviendo el nacimiento de una empresa nacional, de una industria nacional para salvar vidas”.

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS
¿QUÉ COCINO HOY?